Fernando Alonso no realizó un buen papel en el Gran Premio de España, dado que acabó en sexto lugar. Empero, tuvo un premio consuelo: el aliento de su sexy novia, Dasha Kapustina.

Y es que la modelo rusa llegó el domingo último a las instalaciones del Circuito de Barcelona para apoyar a Alonso, que se sitúa en el tercer lugar en la clasificación general de la Fórmula Uno.

El noviazgo entre Kapustina y Alonso nació en 2012, y ahora es una de las más consolidadas en el ambiente deportivo.