La organización del Masters de Shanghai informó a través de un comunicado que los jugadores que participan este año se encuentran seguros y a salvo, después de las amenazas de muerte recibidas para el suizo Roger Federer, número uno del mundo.

Este miércoles se pudo comprobar dicha situación. Varios agentes se repartieron en la pista central de Centro de Tenis Qi Zhong y vigilaron al suizo, quien superó al taiwanés Yen-Hsun Lu por 6-3 y 7-5, en 90 minutos.

SE DISCULPÓ

Por otro lado, el bloguero que lanzó la amenaza por internet puso otro mensaje en el que admitía que se había disculpado pero aclaraba que permanecía en libertad.

"No he sido arrestado", dijo en el portal baidu.com muy popular de China, y donde había aparecido la amenaza original. "Tomé la iniciativa y contacté con las personas pertinentes para pedir disculpas", señaló en el mensaje.

Federer conocía también estas disculpas. "Si, sé que han salido a la luz pública. Quizás todo este asunto no debería haber estado en los medios desde el principio. Pero ya forma parte del pasado", añadió el número uno, que confirmó hoy que ante las amenazas retrasó su decisión de competir en Shanghái "hasta el lunes o el martes" de la pasada semana. "Sí, fue tomada muy tarde", reconoció.

La amenaza original decía: "El 6 de octubre, tengo la intención de asesinar a Federer con el propósito de exterminar el tenis" y el usuario publicó una imagen retocada que mostraba un decapitado Federer de rodillas en una cancha de tenis, con un verdugo hacha en mano, de pie junto a él.