Pilar Jáuregui, la parabadmintonista que se cortó el cabello en pleno torneo para ganar una medalla de oro

En febrero, en pleno Circuito Nacional, Pilar Jáuregui tomó unas tijeras, fue al baño y se cortó el cabello. Campeonó y, meses después, se convirtió en la número dos del ranking mundial.

Pilar Jáuregui
Pilar Jáuregui, número dos del mundo en el ranking de parabádminton. | Fuente: Facebook Pilar Jáuregui Cancino

Cada vez que golpeaba la pluma, su cabello le tapaba el rostro. Aunque lo tenía atado en una cola alta, el largo le llegaba hasta la cintura y, en cada movimiento, le caía como un latigazo en su cara. No había acudido a ninguna peluquería en toda la pandemia, por temor a contagiarse, y ahora, en pleno Circuito Nacional, le pasaba factura. 

Pilar Jáuregui, paradbadmintonista peruana, era consciente de que, por culpa de su larga cabellera, estaba perdiendo algunos puntos. Y no ella sola, sino en la categoría dobles. Se venía la final y no podía arriesgarse a perderla. Por eso, pidió las tijeras con las que suelen cortar las cuerdas de la raqueta, se fue al baño de la Videna y cambió de look. Se cortó el cabello casi hasta los hombros. Horas más tarde, ganó la de oro. Meses después, sumó tres doradas más en Brasil. Hoy es la segunda del ranking mundial.

¿Cómo te enteraste de que eras la segunda de todo el mundo?

El miércoles me desperté temprano. Estaba con mi mamá. Vi la actualización y no lo podía creer. Yo había dicho que, con suerte, estaría tercera, pero cuando vi (que era segunda) fue una emoción bien grande. No me lo esperé. Lo tomo con mucha respoonsabilidad.

¿Fue el evento en Brasil el que te permitió ocupar ese lugar en el ranking?

Sí. Estuve por España en el primer evento del año, ahí obtuve tres medallas de plata. Antes de ese torneo, estaba en ranking 8. Ya con el de España, me posicioné en ranking 5. Luego de las tres medallas de oro en Brasil, había calculado estar en el puesto 4 o 3, rezando. Cuando vi que estaba en puesto 2, me quede sorprendida. Soy realista y sé que algunas jugadoras no fueron, así como hay eventos a los que no voy a ir, estratégicamente, para dedicarme a entrenar para otroa torneos mucho más fuertes como el Mundial o el Panamericano. Estoy contenta, agradecida con la Federación, con mis entrenadores, con el equipo técnico, con mi familia, el IPD y las empresas que me apoyan. Estoy con ganas de ir por el (puesto) 1. ¿Por qué no? Hay que lucharla.

Dices que, inicialmente, no lo podías creer. ¿Ya te la crees?

Sí, he trabajado muchísimo para esto. Lo que sí, tengo que chocarme en cancha y defender ese puesto más adelante. No sé bien cómo vaya a ser porque ha cambiado el ssitema de sumatorias de puntos. A veces el sorteo también es complicado, pero hay que demostrarlo en cancha, hay que jugar y luchar cada punto.

¿Tienes cupo ya para el Mundial?

Yo creo que con este resultado ya estaría asegurando mi participación en el Mundial porque la clasificación cierra en junio, con el ultimo evento en Canadá, al que tambien voy a ir. Yo creo que, con esto, ya podria decir que estoy segura. De aqui en adelante, estaremos trabajando mucho más para el Mundial.

¿Qué torneos se te vienen?

Internacionales, el de Canadá, que es un nivel más alto. Voy a jugar con la japonesa, estaremos luchando los primeros puntos. Ahí cierra la sumatoria para el mundial. Luego de eso viene Holanda, en julio; en agosto, Tailanda e Indonesia, pero creo que ahí, estratégicamente, veré a dónde iré. Probablemente Tailandia, donde estén mis rivales, para ver cómo iría en el mundial. Yo estaría clasificando ahora en singles, pero me falta buscar en dobles y mixtos. A Canadá tengo que ir para luchar por el ranking de dobles.

¿Con quiénes irías en dobles y mixtos?

En esta oportunidad, en mixtos con el italiano Yuri Ferrigno (estamos en ranking 10) y en dobles femenino con Yuka Chokyu de Canadá (ranking 8). Tengo que ir a lucharla para lograr la clasificación y tener las tres modalidades en Tokio, que es donde va a ser el mundial. Es probable que me vaya una temporada a Italia con Yuri. De ahí, habrá otro campamento más en la India. Tengo que buscar más movimiento porque aquí (en Perú) hay jugadores que están empezando y van muy bien, pero les falta llegar al nivel en el que estoy para poder hacer partidos de práctica.

¿Te dan los tiempos para dedicarte a algo más o puedes vivir del deporte?

Me estoy dedicando 100% a esto (parabádminton). Mi sueño es estar en el podio. Quiero darlo todo. Por ahí hago algunos cursos chicos, además estoy con la empresa de sillas de ruedas que estoy constituyendo. Hacemos de hierro y acero inoxidable.

¿La empresa es es tuya?

Sí, la tengo con mi enamorado. Son sillas deportivas, básicamente, y de uso diario. Quiero hacerla de aluminio, que sean más competitivas. No tengo mucho más tiempo porque entreno tres veces al día, más el descanso, las terapias y el tema psicológico. Igual, tengo momentos para el estudio y para hacer un emprendimiento.

¿Qué estudias?

Complemento idiomas y algo de administración. Cursos chicos. Inglés, la verdad es que no me gusta, pero he tenido que viajar muchas veces sola y tengo que aprender a la mala. Ahora sí me defiendo. Entiendo, me falta hablarlo. Me da mucha palta hablar, pero ya me estoy soltando.

¿Cómo así surgió el tema del emprendimiento?

Pueden escrbirme a las redes. Recién lo estamos constituyendo como empresa. Estamos viendo para que vaya a México o Brasil a especializarse porque no es simple, tiene que saber mucho de estructuras, de lesiones. Cada silla es personalizada para cada deportista, según su discapacidad.

¿Él es paradeportista también?

Sí, también. Y las personas que nos ayudan, también. Pensamos en hacer una empresa muy grande de paradeportistas para paradeportistas.