El próximo 3 de febrero se desarrollará el Super Bowl LIII en Atlanta. | Fuente: Shutterstock

El domingo 3 de febrero se disputará la quincuagésima-tercera edición del Super Bowl de la Liga Nacional de Fútbol (NFL) de EE.UU., el evento cumbre del fútbol americano y uno de los más importantes del deporte a nivel mundial. El duelo enfrentará al ganador de la final de la Conferencia Americana (AFC) entre los New England Patriots y Kansas City Chiefs, y al de la Conferencia Nacional (NFC) entre los New Orleans Saints y Los Angeles Rams.

El Super Bowl, que tuvo su primera edición en el año 1967 en Los Angeles Memorial Coliseum, se ha consagrado como uno eventos seguido todo el planeta no solo por la atención que despierta lo que ocurre en el campo de juego, sino también por las masas que mueve desde el punto de vista comercial y en la cultura popular.

Pero, ¿cuál es la historia detrás de esta fiesta que tiene a artistas famosos cantando en el entretiempo y a corporaciones masivas pagando millones de dólares para tener comerciales de un par de segundos? Todo comienza con la idea de tener a dos equipos de distintas ligas viéndose las caras en un partido único.

El origen del SuperBowl

En los años sesenta, la cuando la NFL y la AFL, las dos ligas más relevantes de fútbol americano decidieron dejar de lados sus diferencias y unirse para crear un único torneo. De esta manera, los nombres de cada liga cambiaron y pasaron a modificar la última palabra de su nombre a ‘conferencia’.

Green Bay Packers derrotó 35-10 a los Kansas City Chiefs en el Super Bowl I. | Fuente: Focus on Sport

Con la finalidad de crear un sistema en el que se pueda hallar un campeón con esta fusión, los mejores equipos de cada conferencia se empezaron a enfrentar para levantar lo que más adelante se empezaba a llamar el trofeo Vince Lombardi. No obstante, ‘Super Bowl’ (Super-Tazón) no fue como se tenía pensado denominar a este partido desde un inicio. Este cambio fue obra de Lamar Hunt, entonces dueño de los Kansas City Chiefs.

Un nombre que pegó

En más de una oportunidad, Hunt salió a los medios de comunicación a llamar este partido ‘Super Bowl’ cuando en realidad se tenía pensado llamarlo simplemente como el ‘Juego de Campeonato entre NFC y AFC’. Pese a que tuvo rechazo de parte de la gran mayoría de los dueños de equipos y directivos de la liga, a raíz de que varios periódicos y programas televisivos empezaron a denominarlo de esa forma la NFL no tuvo más remedio que quedarse con él.

¿Cómo se le ocurrió a Hunt el nombre de Super Bowl para el partido más importante del año en fútbol americano? Él mismo admitió que se le vino a la mente mientras veía que a sus hijos jugar con un balón hecho de goma llamado ‘Super Ball’. La pronunciación de ambos términos no varía mucho aunque no haya una relación directa de ‘Super Tazón’ (el nombre en español de Super Bowl) con algo vinculado al deporte. 

Lamar Hunt fue dueño de los Kansas City Chiefs desde 1959 hasta 2006. | Fuente: Kansas City Business Hall Of Fame

Impacto comercial

El Super Bowl es uno de los espectáculos deportivos más grandes del mundo. Su magnitud lo ha convertido convertirse en el segundo evento más visto anualmente, sólo por detrás de la final de la UEFA Champions League.

Pero incluso sin ser el de mayor audiencia, el Super Bowl tiene la característica de ser el evento con el pago por comerciales más caro del mundo. Hasta su última edición, cada empresa tenía que desembolsar un monto de 5 millones de dólares para auspiciar su marca durante 30 segundos en un spot publicitario, en los que se estrenan tráilers de esperadas películas y publicidades grabadas de forma especial para esta fecha.

Sin embargo, aún teniendo que pagar semejante cantidad de dinero, estos comerciales solo pueden ser vistos en vivo en Estados Unidos, aunque algunos llegan a obtener tanta fama que terminan siendo colgados en YouTube y logrando millones de visitas, como es el caso del que tuvo Volkswagen con temática de Star Wars (llegó a tener 16 millones) en el año 2011. El esfuerzo que hacen las empresas por presentar el mejor producto posible en este evento genera que personas solo lo sintonicen para observar estas publicidades.

El show musical

Otra ironía del Super Bowl es que, a pesar de ofrecer el partido más importante del año en lo que a fútbol americano se refiere, alguos televidentes solo ponen el canal que transmite el evento para ver el show del medio tiempo. La política de la NFL es de contratar a cantantes reconocidos a nivel mundial para que protagonicen un espectáculo diferente a lo que ofrecen en un concierto regular.

Si bien han habido polémicas con algunos shows como el de Justin Timberlake y Janet Jackson en el de Super Bowl XXXVIII, lo cierto es que han habido ocasiones en donde el show de medio tiempo tiene más rating que el propio partido en sí. Lejos quedaron los días en los que solo se contrataba una banda escolar o universitaria, como las que tocan en el entretiempo de los duelos del equipo de sus respectivas instituciones: en las últims décadas actuaron Michael Jackson (1993), U2 (2002), Paul McCartney (2005), Rolling Stones (2006), Prince (2007), Bruce Springsteen (2009), The Who (2010), Madonna (2012), Beyoncé (2013), Bruno Mars (2014), entre otros. Este año le toca a Maroon 5.

Más allá de que el Super Bowl se puede ver en vivo en más de 200 países alrededor del mundo, un porcentaje altísimo de su audiencia televisiva se centra en Estados Unidos. Incluso, en el año 2005, se hizo un estudio donde se concluyó que el 98% de las personas frente al televisor observando este evento se encontraban en el país norteamericano y 40% de ellas eran mujeres. La relevancia en la región estadounidense de este partido es tal que el domingo en el que se juega es considerado como un feriado oficial y es el segundo día del año en el que más comida se consume después del Día de Acción de Gracias (Thanksgiving).

Maroon 5 tocará en el show de medio tiempo del Super Bowl del presente año. | Fuente: AFP

Elección del estadio

Este 2019, el Super Bowl se desarrollará en el Mercedes Benz Stadium de Atlanta, sede elegida hace cinco años por la naturaleza del proceso de selección impuesto por la NFL. La liga, para no tener ningún inconveniente en el tema de organización, elige el escenario donde se realizará con un promedio de 5 años de anticipación. Por ejemplo, hoy por hoy se conoce que el Super Bowl LVIII de 2024 se disputará en el Mercedes-Benz Superdome de New Orleans.

Si bien no está dentro de la lista de requisitos que el recinto esté ubicado en una ciudad con una franquicia vigente, hasta ahora no se ha realizado en una que no cuente con un equipo. Sin embargo, la idea de desarrollar uno en Londres viene rondando en la cabeza del jefe de la NFL, Roger Goodell, desde hace un tiempo.

Hace un par de años se filtró la lista de requisitos que debía contar un estadio para albergar este evento masivo. Dentro de los más importantes figura que debe ser en un lugar donde en el día del duelo no haya una temperatura menos a 10° C, a menos que se haga un techado completo. Asimismo, el recinto debe tener una capacidad para, al menos, 70 000 espectadores y un mínimo de 35 000 lugares para estacionarse en una zona cercana de máximo 1 milla.

El Mercedes Benz Stadium fue construido en el año 2017. | Fuente: USA Today

Restricciones de marca

Al tener en su poder una de las marcas registradas más impactantes del mundo, la NFL ha tomado varias medidas para evitar que se use el nombre ‘Super Bowl’ sin su permiso y algunas son consideradas absurdas por especialistas. Por ejemplo, la NFL prohíbe usar el nombre de la liga, el de ‘Super Bowl’ o ‘Super Sunday’ -que es como se denomina el domingo en el que se realiza este duelo- para promocionar cualquier tipo de evento.

Por ejemplo, en el año 2004 la liga empezó a demandar varios casinos en Las Vegas por propagar fiestas de ‘Super Bowl’ el mismo día del evento. Incluso, lugares como iglesias que buscan propagar ideologías están prohibidos de transmitirlo y los sitios que usualmente no pasan eventos deportivos no pueden mostrar el Super Bowl en un televisor de más de 55 pulgadas.

¿Qué opinas?