captura de youtube

El Mutua Madrid Open presentará desde 2012 una nueva imagen pues, se disputará en tierra batida azul. Dejando de la lado el clásico color ladrillo que se han venido usando en los campos de tenis.

La novedosa característica es considerada por los organizadores como "una ruptura con el pasado, que no es un capricho ni una decisión unilateral, sino el resultado de muchos años de reuniones y negociaciones con los responsables de ATP y WTA".

Los máximos organismos del tenis han dado el visto bueno y por primera vez en la historia un torneo en tierra batida sustituirá su habitual color rojizo por el azul. Sin embargo, lo hará sin perder sus orígenes y respetando su filosofía.