Gian Marco Castillo Gómez y Fray Vásquez Castillo, sobrinos del presidente Pedro Castillo
Gian Marco Castillo Gómez y Fray Vásquez Castillo, sobrinos del presidente Pedro Castillo | Fuente: Mininter-Presidencia

El abogado Alejandro Vivanco, defensa de los sobrinos del presidente Pedro Castillo, Gian Marco Castillo Gómez y Fray Vásquez Castillo, señaló que estos no son prófugos de la justicia porque no hay sentencia confirmada en contra de ellos en segunda instancia.

“Tengo una posición bastante clara con relación a lo que ha expresado la señora que es aspirante a colaboradora eficaz. No hay peor mentira que una verdad a medias. Todas las cuestiones que la señora (Karelim López) ha referido y que supuestamente se están corroborando en términos gravísimos, no son así, son cuestiones circunstanciales que no revelan la comisión de ningún delito”, indicó en RPP Noticias.

Vivanco indicó que están evaluando si los sobrinos del presidente Pedro Castillo se presentan en los próximos días ante la autoridades, luego que fueran incluidos en el Programa de Recompensas del Ministerio del Interior, por la orden de detención preliminar en contra de estos.

“Es una medida que consideramos desproporcionada, exagerada, que no tiene un sustento penal cautelar. Independientemente de eso, como defensa estamos terminando de levantar la información que requerimos para tener conocimiento para ver cuáles son estos supuestos indicios que tiene la Fiscalía para haber solicitado la medida. Una vez con esta información, que espero sea en breve, vamos a evaluar que se pongan en derecho la próxima semana”, acotó.

Los más buscados

El Mininter incorporó en el Programa de Recompensas a los cinco prófugos implicados en el caso Puente Tarata: el exsecretario general de Palacio de Gobierno, Bruno Pacheco; los exfuncionarios de Provías Descentralizado, Edgar Vargas Mas y Alcides Villafuerte Vizcarra, y a los sobrinos del presidente Pedro Castillo, Gian Marco Castillo Gómez y Fray Vásquez Castillo.

Para Pacheco Castillo, Vargas Mas y Villafuerte Vizcarra se estableció en S/ 30 000 el monto de la respectiva recompensa; mientras que para Vásquez Castillo y Castillo Gómez, el beneficio económico se fijó en S/ 15 000.

A ellos se les busca por los presuntos delitos de tráfico de influencias, colusión agravada, organización criminal, uso de documento falso y falsa declaración en procedimiento administrativo.