Foto: EFE
Seis hombres y una bailarina exótica fueron asesinados hoy en un burdel de la fronteriza Ciudad Juárez, en el norte de México, donde permanecen desplegados más de nueve mil soldados y policías federales para hacer frente al crimen organizado, informaron fuentes oficiales.

Las víctimas, que aún no han sido identificadas por las autoridades, murieron en las primeras horas de hoy al ser acribilladas por un grupo de hombres armados, que además dejaron heridas a tres personas y se dieron a la fuga.

Según los testigos y empleados del centro nocturno "Amadeus", donde tuvo lugar el homicidio múltiple, un grupo de hombres encapuchados y armados llegó en varios vehículos a ese bar, localizado en una de las principales avenidas de la "zona dorada" de Ciudad Juárez, limítrofe con El Paso (Texas, EE.UU.).

Agentes de la fiscalía local dijeron a Efe que los sicarios ingresaron al lugar para "levantar" (secuestrar) a dos hombres que se encontraban en la barra, lo cual generó una riña que derivó en un tiroteo que, además, dejó a tres hombres lesionados.

Pese a la fuerte presencia militar y policial, las muertes violentas en Ciudad Juárez,ubicada en el estado de Chihuahua, siguen al alza.

En lo que va de año han muerto más de 2.000 personas en delitos relacionados con la acción del crimen organizado en esa ciudad, donde el año pasado se registraron 1.600 homicidios de este tipo.

En otros hechos, un hombre identificada como Carlos Alexis Caraveo, de 30 años, fue asesinado a tiros en el barrio Revolución Mexicana, en el sur de Ciudad Juárez, mientras caminaba en compañía de su madre.

México registra este año más de 6.000 muertes violentas derivadas de acciones violentas de las organizaciones narcotraficantes, lo que el Gobierno intenta contener mediante operativos conjuntos de militares y agentes de la Policía Federal desplegados en varios estados del país. EFE