Agua del Amazonas es vertida en río español en homenaje a su descubridor

Se realizó acto simbólico de hermanamiento de los dos ríos que marcaron la vida de Francisco de Orellana descubridor de la cuenca fluvial más grande del planeta.

Medio litro de agua traída del Amazonas fue vertido hoy sobre el hispano-portugués río Tajo, en el primer acto del denominado "Año Orellana", que conmemorará el V Centenario del nacimiento del conquistador español, descubridor de la mayor cuenca fluvial del mundo.

Ante representantes de países atravesados por el Amazonas, como Perú, Venezuela, Ecuador o Brasil, el profesor brasileño Sergio Mileto procedió al vertido del agua en una zona conocida como Salto del Gitano, en el Parque de Monfragüe (Cáceres, oeste de España), en un acto simbólico de hermanamiento de los dos ríos que marcaron la vida de Francisco de Orellana (1511-1546).

El consejero de la embajada de Perú, Juan José Plasencia, resaltó la profunda vinculación de su país con el Amazonas y señaló que para "el amazónico, el río es lo que determina su existencia, su progreso".

Por su parte, la representante de la embajada venezolana, Zoila María de los Ángeles, evocó las vinculaciones toponímicas que el viaje de Orellana dejó en su país, mientras que el consejero de la embajada de Ecuador, Leopoldo Robillo, reivindicó el espíritu de Orellana como puente entre dos culturas para pedir la unión entre España y Latinoamérica y evitar que Europa se cierre al mestizaje.

En su periplo por el Nuevo Mundo, Francisco de Orellana, nacido en la localidad cacereña de Trujillo, emprendió un viaje en 1542, junto a otros 57 hombres, con el objetivo de buscar especias, canela concretamente.

Tras sortear la selvática naturaleza que halló a su paso, lo que descubrió fue la cuenca fluvial más grande del planeta, de unos siete millones de kilómetros cuadrados, al que, posteriormente, bautizó como "Río de las Amazonas", en alusión a los enfrentamientos que dijo tener con mujeres guerreras y que le recordaron a antiguas lecturas sobre el mito de las amazonas.

-EFE-