Foto: EFE

Al menos nueve soldados paquistaníes murieron y 17 resultaron heridos hoy en un atentado suicida con coche-bomba registrado en un campamento de las fuerzas de seguridad en el conflictivo noroeste de Pakistán, informó una fuente policial.

El ataque tuvo lugar en la ciudad de Bannu, situada en la provincia noroccidental de Khyber-Pajtunjwa, según la fuente, citada por el canal privado Geo Tv.

De acuerdo con esta versión, el terrorista empotró el vehículo en que viajaba, con una carga explosiva de unos 200 kilogramos, contra unas instalaciones del cuerpo de la guardia de fronteras.

Un puesto de control junto al campamento quedó totalmente destruido a consecuencia de la detonación, que también afectó gravemente a una oficina administrativa.

Los cadáveres de los soldados, algunos de los cuales fueron recuperados de entre los escombros, y los heridos fueron trasladados a un hospital militar cercano.

Ningún grupo se ha atribuido de momento la autoría del ataque.

EFE