Foto: Efe
La alerta del presidente venezolano, Hugo Chávez, en relación a una posible "guerra" con Colombia cayó como una bomba en el Senado brasileño, que esta semana tiene previsto votar sobre el ingreso de Venezuela al Mercosur.

"Sin dudas, es un factor que puede complicar mucho la votación", dijo a la Agencia Brasil (oficial) el senador Gim Argello, subjefe de la bancada oficialista en la cámara alta, que es la más favorable al ingreso de Venezuela al bloque que integran Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay.

El protocolo de adhesión de Venezuela al Mercosur fue aprobado hace quince días por la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y sólo depende de una última votación en plenario, prevista para el próximo miércoles, para ser definitivamente ratificado en Brasil.

Los congresos de Argentina y Uruguay ya lo han refrendado y, en caso de que se apruebe en Brasil, sólo restaría el trámite en el Parlamento paraguayo, del que el Gobierno de Fernando Lugo retiró el proyecto temporalmente a mediados de este año, pues no había un clima favorable a su aprobación.

Este domingo, en su programa "Aló Presidente", Chávez instó a los militares y a la población venezolana a "prepararse para la guerra", debido al acuerdo que permite a militares de Estados Unidos utilizar hasta siete bases colombianas en el marco de la colaboración en la lucha contra el narcotráfico y la guerrilla.

Al igual que la bancada oficialista, la oposición en el Senado brasileño consideró que las declaraciones de Chávez "no ayudan nada" en favor del ingreso de Venezuela al Mercosur.

"Es otra prueba de que las intenciones de Chávez son incendiar la región", declaró el senador Demóstenes Torres, del opositor Partido Demócratas (DEM).

Torres dijo que su partido se plantea pedir que la votación del próximo miércoles sea suspendida, a fin de que el Senado analice las declaraciones del presidente venezolano y adopte una "posición clara" al respeto.

En ese mismo sentido se expresó el opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que analizará la posibilidad de pedir al presidente del Senado, José Sarney, quien también se opone a que Venezuela sea acogida en el Mercosur, que la sesión del miércoles sea cancelada "por tiempo indefinido".

Según el senador Álvaro Dias, del PSDB, las discusiones en el Senado sobre la entrada de Venezuela al Mercosur "no pueden" seguir con normalidad en el "clima de guerra" que, a su juicio, alientan las declaraciones de Chávez.

En opinión del senador Renato Casagrande, del oficialista Partido Socialista Brasileño (PSB), la cámara alta debe "estudiar muy bien" la situación planteada por las declaraciones de Chávez, las cuales consideró que "le han creado un problema" a quienes, como él, son partidarios del ingreso de Venezuela al Mercosur.

El Gobierno brasileño no ha comentado el llamamiento del presidente venezolano a los militares y la población.

Sin embargo, el ministro peruano de Transportes y Comunicaciones, Enrique Cornejo, dijo hoy tras una entrevista con el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, que éste consideró que esas declaraciones deben llevar a mayores esfuerzos para construir 'un espacio de confianza' en la región.

Cornejo se reunió con Lula para pedirle apoyo al Protocolo por la Paz y la Seguridad en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que promueve el presidente peruano, Alan García.

-EFE