Foto: EFE (Referencial)

Un bebé de apenas unos meses, sus padres y el jefe de custodios de un penal en el estado de Chihuahua fueron asesinados hoy en distintos hechos, informaron autoridades locales de esa región del norte de México.

La pareja y el bebé fueron asesinados frente a su hogar en el poblado de Samachinque, en el municipio de Guachohi, a unos 200 kilómetros al sur de la capital de Chihuahua, cuando la familia arribaba a su vivienda y un grupo de hombres armados disparó desde un auto contra ellos, indicó la fiscalía local en un comunicado.

El padre, identificado como Leonel Morales Armendáriz, de 56 años, falleció en el lugar, mientras que la madre, Antonia Torres Martel, de 31, y el menor murieron a consecuencia de las heridas en un hospital regional, precisó la dependencia.

Fuera de la vivienda las autoridades encontraron 11 casquillos calibre 9 milímetros.

De otra parte, en la ciudad de Chihuahua, murió a tiros Marcos Muñoz Rodríguez, jefe de custodios en el penal de San Guillermo, una cárcel para presos de bajo riesgo, indicó el vocero de la fiscalía local, Carlos González.

Muñoz se movilizaba en un vehículo particular e intentó escapar de sus atacantes que lo perseguían en otro automóvil.

Tras una persecución de varias cuadras el auto del funcionario volcó sobre una transitada avenida y Muñoz fue rematado por los delincuentes.

El jefe de custodios había asumido el cargo apenas el pasado mes de octubre, aseveró González.

Chihuahua es el estado más golpeado por la violencia atribuida al crimen organizado en México, y esa región acumuló en 2010 alrededor del 30% de todos los asesinatos cometidos en el país.

Tan solo en la urbe chihuahuense de Ciudad Juárez se registraron unos 3.100 homicidios el año pasado.

EFE