EFE

El primer ministro de Australia, Tony Abbott, aseguró en Bagdad que la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) no corresponde solo a Irak, sino a "todo el mundo", según informó la presidencia iraquí en un comunicado.

El comunicado explicó que Abbott, de visita en el país, se reunió con el presidente iraquí, Fuad Masum, en Bagdad, donde trataron el apoyo que ha prestado Australia a Irak en los campamentos de ayuda humanitaria y suministros militares para hacer frente al EI.

"La lucha de Irak contra el terrorismo no corresponde solo a Irak, sino a todo el mundo, ya que es una amenaza contra todos", declaró el mandatario australiano.

Asimismo, Abbott destacó el sufrimiento del pueblo iraquí por el terrorismo y afirmó que esto supone un tema que importa a los australianos, que apoyan la postura de Irak en este sentido.

Además, según el comunicado, Masum y Abbott trataron los avances políticos para la formación de un Gobierno "en el que estén representadas todas las facciones iraquíes y con el que se pueda conseguir una verdadera reconciliación nacional".

Por otra parte, el primer ministro australiano se entrevistó con su homólogo iraquí, Haidar al Abadi, al que también confirmó el interés de Australia en seguir apoyando a Irak en su lucha contra los yihadistas.

"Hemos visto cómo el EI ha expulsado a millones de personas, decapitado a otras y ejecutado a grupos enteros", destacó Abbott en declaraciones a periodistas.

Al Abadi, por su parte, puso de relieve el papel que ha desempeñado Australia en la lucha contra el EI, mandando cazas y soldados a Irak y entrenando a soldados iraquíes en bases militares del país.

Los países de la coalición que se unieron a Estados Unidos para llevar a cabo ataques aéreos en Irak fueron Australia, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Francia, Holanda y el Reino Unido.

El EI proclamó a finales de junio un califato en Irak y Siria, donde tomó zonas del norte y el centro de ambos países.

EFE