La rata de conejo y el bandicoot dorado, que parece una rata, son otras de las especies amenazadas por estos felinos salvajes. | Fuente: AFP

Las autoridades de Australia evalúan la eliminación de dos millones de gatos salvajes para el 2020 para reducir su población, que se calcula entre los dos y seis millones. Pero ¿cuál es la razón de la radical medida contra estos felinos?

La respuesta es que estos gatos salvajes son asesinos. Según un informe realizado por CNN, en algunas zonas de Australia ya se aplican medidas extremas como la de ofrecer una recompensa por el cuero cabelludo de este felino, acción que ha sido condenada por la organización Personas por el Trato Ético de los animales (PETA).

Además se precisa que estos gatos salvajes, a diferencia de los domésticos, cazan para sobrevivir. En una declaración para el Sydney Morning Herald, el comisionado nacional de especies amenazadas, Gregory Andrews, señaló que estos gatos han provocado la extinción de 20 especies de mamíferos convirtiéndolos en la principal amenaza.

Se estima que los gatos salvajes han matado a más de un millón de aves nativas y 1,7 millones de reptiles en Australia, precisa el Departamento de Medio Ambiente y Energía de Australia.

Cuestionan medida

“No estamos matando gatos solo porque sí, no lo estamos haciendo porque odiamos a los gatos. Tenemos que tomar decisiones para salvar a los animales que amamos, y que nos definen como una nación”, señaló Gregory Andrews.

La rata de conejo y el bandicoot dorado, que parece una rata, son otras de las especies amenazadas por estos felinos salvajes. Este plan del gobierno australiano ha sido atacado por los conservacionistas pues aseguran que esta medida no salva la vida de las aves y otros mamíferos.

Un ecologista de la conservación de la Universidad Deakin en Australia, Tim Doherty, admite que los gatos salvajes han cobrado la vida de varias especies; sin embargo, sostiene que este plan no tiene una base científica.


Sepa más:
¿Qué opinas?