El envío de remesas desde España a Ecuador cayó en un 18,2 por ciento en 2008, mientras que los envíos de dinero de lo inmigrantes a Paraguay y Perú crecieron un 13,1 y un 9,7 por ciento, respectivamente, en relación al año anterior.

Estos datos se desprenden del estudio realizado por el centro de investigación Remesas.org, basado en las cifras ofrecidas recientemente por el Banco de España para el mismo periodo, y que publica en su página web.

El mismo informe señala que Colombia continúa encabezando la lista de destinos del dinero enviado por los inmigrantes desde España a sus países de origen, con un 18 por ciento del total.

A pesar del notable descenso experimentado con respecto a 2007, Ecuador ocupa de nuevo la segunda posición en el ránking con un 13,4 por ciento de los envíos, seguido por Bolivia con un 9,2.

El estudio realizado por Remesas.org subraya el ascenso en el escalafón de Paraguay, que se sitúa en séptimo lugar, con un 3,9 por ciento del total, justo una posición por encima de República Dominicana, octava con un 3,7.

En total, las remesas enviadas desde España cayeron un 7,1 por ciento en 2008 con respecto al año anterior, lo que, según el informe, podría estar teniendo un notable impacto sobre las economías de los países de destino, ya que ese descenso supone más de medio punto del PIB para varios países.

Entre esos países destaca Bolivia, en cuyo caso el dinero enviado desde España por sus nacionales constituye el 6,1 por ciento de su Producto Interior Bruto.

La importancia en la economía de los países de destino de las remesas se hace patente también, aunque en menor medida, en los envíos de los inmigrantes ecuatorianos residentes en España que aportan un 2,9 por ciento al PIB de su país.

En base a estos datos, los estudios realizados por Remesas.org sugieren que las diferencias entre países en el descenso o aumento del sus envíos se explicarían, primero, por el distinto efecto que la crisis económica en España ha tenido en sus respectivas comunidades de inmigrantes.

Es el caso de aquellas nacionalidades que ocuparon puestos de trabajo en el sector de la construcción, uno de los más golpeados por actual situación de la economía española.

A ese factor, el centro de investigación añade como segundo en importancia, una mayor incidencia de las reagrupaciones familiares así como otro tipo de 'factores excepcionales' que sólo afectan a ciertos grupos.

-EFE