El último adiós al primer glaciar declarado muerto en Islandia

Este es el caso del enorme glaciar Okjökullen Islandia, que fue declarado oficialmente muerto en el 2014. Su gradual desaparición en las últimas tres décadas se puede apreciar en una fotografía publicada por la NASA.

El glaciar Okjökull abarcaba un área de unos 38 kilómetros cuadrados en 1901 y en 1978 pasó a medir 3 kilómetros cuadrados, según datos de la NASA. Actualmente cubre un área menor a un kilómetro cuadrado de hielo. | Fuente: NASA

La crisis climática está provocando la desaparición de varios glaciares alrededor del mundo. Científicos precisan que el norte del planeta se está calentando el doble de rápido que el resto del globo, hecho que se ha visto reflejado en junio, uno de los meses más calurosos registrados en el Ártico.

Este es el caso del enorme glaciar Okjökull en Islandia que fue declarado oficialmente muerto en el 2014. Su gradual desaparición en las últimas tres décadas se puede apreciar en una fotografía publicada por la NASA.

El glaciar Okjökull abarcaba un área de unos 38 kilómetros cuadrados en 1901 y en 1978 pasó a medir 3 kilómetros cuadrados, según datos de la NASA. Actualmente cubre un área menor a un kilómetro cuadrado de hielo.

Una publicación de La Vanguardia precisa que con la desaparición de Okjökull, Islandia ha perdido uno de sus 400 glaciares que han perdido el 7% de su volumen en los últimos 20 años.

En este contexto, Cymene Howe y Dominic Boyer, profesores de antropología en la Universidad de Rice (EE.UU.), decidieron recordar al glaciar colocando una placa conmemorativa en la cima del volcán Okjökull.

La placa estará fechada en agosto de 2019 y también irá acompañada de los niveles actuales de dióxido de carbono en la atmósfera para crear conciencia de los efectos del cambio climático.

“El resto de los glaciares de Islandia compartirán el mismo destino que Okjökull a no ser que actuemos ahora de forma radical y reduzcamos drásticamente las emisiones que provocan el efecto invernadero”, dijo Cymene Howe. “Queremos subrayar que esto depende de nosotros, los vivos, el responder a la rápida pérdida de glaciares y a los efectos del cambio climático. Para el glaciar Okjökull ya es demasiado tarde”, agregó.

Los antropólogos se reunirán el próximo domingo 18 de agosto para colocar la placa en la cima de lo que era el glaciar Okjökull, ubicado en centro – oesete de Islandia.


¿Qué opinas?