Centroamérica y ALBA cierran filas contra golpe en Honduras

"Haremos todo lo que tengamos que hacer en el campo político, diplomático, social y moral para que se restituya al gobierno del presidente Manuel Zelaya", afirmó Chávez.
EFE

Los jefes de gobierno de Centroamérica y de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA) se disponen a celebrar una cumbre extraordinaria en Managua para conformar un frente común a favor de la restitución del presidente de Honduras, Manuel Zelaya, derrocado este domingo.

La cita fue convocada por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en calidad de presidente pro tempore del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y por su homólogo venezolano Hugo Chávez, impulsor del ALBA, quien llegó a Managua dispuesto a realizar todos lo necesario para que Zelaya sea restablecido en el poder.

"Haremos todo lo que tengamos que hacer en el campo político, diplomático, social y moral para que se restituya al gobierno del presidente Manuel Zelaya", afirmó Chávez tras su arribo a Managua.

En los mismos términos se pronunció el presidente ecuatoriano Rafael Correa, el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, y representantes del ALBA que ya estaban en Managua para participar de la cumbre.

Por la mañana Ortega llamó al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a sumarse "a la lucha para restituir a Zelaya a la presidencia de Honduras" e invitó al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, a participar en la reunión.

El cónclave reunirá a presidentes y representantes de 17 países del hemisferio -representados en el SICA y el ALBA- con el fin de librar "una batalla diplomática continental" para revertir el golpe militar en Honduras.

Las fuerzas armadas de Honduras destituyeron y expulsaron a Zelaya a Costa Rica en cumplimiento de una orden judicial, tras haberse declarado ilegal la consulta popular que el mandatario pretendía realizar este domingo para reformar la constitución y abrir el camino a su reelección.

En su lugar, el Congreso designó este domingo a su presidente, Roberto Michelitti, cuyo nombramiento fue desconocido por la mayoría de los gobiernos del hemisferio, incluido Estados Unidos.

"Al único presidente que Estados Unidos reconoce es al presidente Zelaya", aseguró el embajador norteamericano en Tegucigalpa, Hugo Llorens, en rueda de
prensa.
 
Cientos de seguidores del gobernante Frente Sandinista (FSLN, izquierda) se tomaron las calles de Managua para condenar el golpe militar en Honduras, mientras se esperaba la llegada de Zelaya procedente de Costa Rica, en medio de fuertes medidas de seguridad.

El golpe fue repudiado por los países miembros del ALBA, así como los gobiernos de Centroamérica que demandaron -en una declaración firmada por sus cancilleres en Managua- "la inmediata restitución de sus funciones al presidente" Zelaya.

Por su parte, el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, invitó a los países miembros del Grupo de Río a sumarse este lunes a la cumbre de Managua para analizar y coordinar acciones conjuntas con el SICA.

Con la adhesión del Grupo del Río, Nicaragua estarían reuniendo delegados de alrededor de 28 de los 35 gobiernos del hemisferio, que han repudiado el golpe militar en Honduras y pedido el restablecimiento del orden constitucional.AFP

Foto:EFE