CIDH denuncia agresiones a periodistas que cubren a indignados en EEUU

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH hizo un llamado a las autoridades a "garantizar y proteger el ejercicio del periodismo en las manifestaciones públicas".

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denunció hoy que varios periodistas que cubren las manifestaciones del movimiento de los "indignados" en Estados Unidos han sido agredidos o detenidos en las últimas semanas.

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH expresó en un comunicado su "preocupación" por esas detenciones y agresiones, al tiempo que llamó a las autoridades a "garantizar y proteger el ejercicio del periodismo en las manifestaciones públicas".

De acuerdo con la información recibida por la CIDH, en las últimas semanas al menos tres periodistas fueron agredidos por policías y otros dos por manifestantes en varias ciudades.

Asimismo, al menos una docena de periodistas fueron temporalmente arrestados mientras desarrollaban su labor profesional.

El 5 de octubre el periodista Dick Brennan y el camarógrafo Roy Isen, de Fox 5, fueron agredidos presuntamente por agentes policiales mientras cubrían en Nueva York la protesta del movimiento "Ocupa Wall Street", que hoy precisamente cumple dos meses.

La Relatoría también ha tenido conocimiento de las agresiones sufridas por el periodista independiente Scott Campbell el 7 de noviembre en Oakland (California).

Al parecer, agentes de la policía dispararon una bala de goma contra Campbell, que difundió el vídeo del ataque.

Por otro lado, el 28 de octubre el reportero John Huddy, de Fox 5, fue agredido en Nueva York por un miembro del "Ocupa Wall Street", y el 10 de noviembre el camarógrafo Randy Davis, de la estación KGO, fue "severamente golpeado" por manifestantes en Oakland.

En cuanto a las detenciones, el periodista John Farley, de WNET/Thirteen blog MetroFocus, fue arrestado durante ocho horas el 24 de septiembre en Nueva York mientras entrevistaba a dos jóvenes que supuestamente habían sido agredidas por no poseer la credencial apropiada.

El 1 de octubre, también en Nueva York, fueron detenidas Kristen Gwynne, de Alternet y arrestada en el puente de Brooklyn cuando la policía cerró esa vía, y Natasha Lennard, periodista independiente que trabajaba en ese momento para The New York Times y que fue acusada de "alteración del orden público".

Y el 29 de octubre Jonathan Meador, del semanario Nashville Scene, fue arrestado cuando cubría el desalojo de los "indignados" en Nashville (Tennessee).

La CIDH también destaca que el pasado martes por la noche al menos siete periodistas fueron detenidos cuando cubrían el desalojo del campamento de "Ocupa Wall Street" en la neoyorquina Plaza Zuccotti, pese a que portaban "credenciales oficiales".

"Las restricciones desproporcionadas en el acceso al lugar de los hechos, las detenciones y la imputación de cargos por el cumplimiento de las labores profesionales de los y las reporteras vulneran el derecho a la libertad de expresión", recuerda la CIDH, organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA).

EFE