Foto: Difusi
Un tribunal de alzada de Buenos Aires confirmó el procesamiento del ex presidente argentino Carlos Menem, por presunto encubrimiento en la investigación del atentado contra una mutualista judía en el que murieron 85 personas en 1994, informaron fuentes judiciales.

Además del ex mandatario (1989-1999), la Cámara Federal confirmó los procesamientos de su hermano Munir Menem y del ex juez Juan José Galeano, quien dirigió durante una década la investigación del ataque terrorista.

También confirmó los procesamientos de los ex comisarios Jorge Palacios y Carlos Castañeda, así como de los ex funcionarios de los servicios secretos Hugo Anzorreguy y Juan Carlos Anchezar.

Todos ellos habían apelado la medida que el juez Ariel Lijo dictó en octubre pasado, tras considerar que los procesados "obstruyeron la investigación de la llamada pista siria" por el atentado contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), perpetrado el 18 de julio de 1994.

Según las fuentes, los procesados están acusados de haber desviado la investigación para no comprometer al empresario de origen sirio-libanés Alberto Kanoore Edul, quien antes del atentado se contactó telefónicamente con el vendedor de la camioneta que fue utilizada como carrobomba.

Este empresario no está procesado y la causa principal, hoy en manos del juez Rodolfo Canicoba Corral, está volcada hacia la "pista iraní".

El ex jefe de Estado y su hermano Munir fueron procesados por ser considerados "instigadores de los delitos de encubrimiento, falsedad ideológica -reiterada en ocho oportunidades-, violación de medios de prueba y abuso de autoridad".

Un día después de que Lijo dictó los procedimientos, el fiscal Alberto Nisman pidió la detención de Carlos Menem, medida que no podría concretarse sin que el Parlamento quitara previamente los fueros al actual senador.

El atentado contra la AMIA fue el segundo de los ataques terroristas perpetrados contra intereses judíos en Argentina, donde en 1992 explotó una bomba frente a la embajada de Israel en Buenos Aires y causó la muerte de 29 personas.

La comunidad judía y la Justicia de Argentina atribuyen a Irán y al grupo terrorista Hizbulá la planificación y ejecución de ambos atentados.

EFE