Consejo de Seguridad pide mayor eficacia en protección de civiles en Congo

Tras reciente violación de centenares de mujeres y menores la instancia de la ONU solicitó a la misión del organismo en ese país, medidas para prevenir los ataques.
Foto: EFE
El comité sobre menores y conflictos armados del Consejo de Seguridad de la ONU pidió hoy a la misión del organismo en la República Democrática del Congo (Monusco) mayor eficacia en la protección de la población civil, tras la reciente violación de centenares de mujeres y menores en ese país.

"Instamos a Naciones Unidas a adoptar las medidas necesarias para incrementar la eficacia de la ayuda que presta para prevenir y responder a este tipo de ataques", dijo el presidente del comité, el embajador mexicano Claude Heller, a la salida de una reunión.

El diplomático agregó que este órgano subsidiario del Consejo de Seguridad también insta a las autoridades congolesas a perseguir, arrestar y procesar a los responsables de las violaciones.

"Recordamos el firme compromiso del comité en la lucha contra la impunidad", agregó Heller.

Al menos 32 menores se encuentran entre las 242 personas violadas entre el 30 de julio y el 2 de agosto en 13 aldeas en el territorio de Walikale, parte de la provincia de Kivu Norte, por guerrilleros congoleños mai-mai y de las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR).

El secretario general adjunto de la ONU para Operaciones de Paz de la ONU, Atul Khare, reconoció el martes en una comparecencia ante el Consejo de Seguridad que la Monusco "falló" a las víctimas de la agresión.

Pese a contar con una base a unos 30 kilómetros del lugar de los ataques y saber de la presencia de grupos armados en la zona, los "cascos azules" no se dieron cuenta de la gravedad de la situación hasta varios días después de concluido el ataque, cuando sus responsables ya habían huido.

Khare también explicó en esa intervención que entre julio y agosto se registraron al menos un total de 500 violaciones por parte de grupos armados y soldados congoleses en las provincias de Kivu Norte y Kivu Sur.

La violación se ha convertido en un arma de guerra en el largo conflicto que sufre el este de la República Democrática del Congo, donde se registra una media de 15.000 agresiones sexuales al año, según cálculos de Naciones Unidas.

EFE