Quito al borde del colapso en el sistema de salud por el coronavirus. | Fuente: EFE

El imparable avance de la COVID-19 en Quito, donde ya hay 9 677 casos de contagio y más de 530 muertos, pone contra la cuerdas el sistema de salud de la capital ecuatoriana y ante el temor de que se repita un desbordamiento como en Guayaquil los pasados meses de marzo y abril.

La capital ecuatoriana vive un pico de contagios por coronavirus y solo esta última semana, del 5 de julio al 12 de julio, se han registrado más de 1 500 nuevos casos (un 18 % más), según datos del Ministerio de Salud.

Catalina Yépez, exasesora externa de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), explicó que en Guayaquil la pandemia empezó de manera "explosiva" a pesar de las rigurosas medidas de seguridad.

En cambio en Quito, "los contagios han ido lento y hemos tenido dos o tres pequeños picos, que han estado relacionados con las movilizaciones poblacionales".

En este momento, la provincia de Pichincha, de la que Quito, con sus 3 millones de habitantes, es capital, concentra el 18 % de los casos a escala nacional; el 90% de ellos en el Distrito Metropolitano.

Violación de medidas

De acuerdo con la epidemióloga, la capital vive uno de sus picos más intensos de contagios, que podría extenderse dependiendo de la actitud de los ciudadanos y las medidas de prevención que se tomen.

"Debemos convencernos de protegernos y proteger a los otros, utilizando mascarillas, desinfectante de manos, evitar sitios concurridos, entre otras medidas, podremos evitar lo que ocurrió en Guayaquil", señaló Yépez.

Se refería también a medidas como la de evitar aglomeraciones, un problema nacional que se está dando también en la capital.

El servicio ECU911 contabilizó 39 832 aglomeraciones en Ecuador desde el comienzo del estado de emergencia el pasado 16 de marzo, de las que 7 799 ocurrieron en Quito, la ciudad que registra más congestión de personas.

Los sectores del centro y sur de la capital como La Ferroviaria, Centro Histórico, Solanda, Guamaní o La Ecuatoriana, entre otros, son los que más violaciones registran de las medidas de bioseguridad.

Quito entró en proceso de reactivación el pasado 3 de junio, detrás de otras grandes ciudades del país, lo que produjo una propagación de los contagios. En ese momento apenas tenía 3 842 contagios y 305 fallecidos.

(Con información de EFE)