Cristianos y musulmanes condenan propuesta para quemar el Corán

El presidente libanés, Michel Suleimán, enfatizó que ´esos actos son incompatibles con las enseñanzas religiosas divinas que preconizan la tolerancia´.
Foto: Referencial
Dirigentes libaneses, cristianos y musulmanes, condenaron hoy el llamamiento de un pastor estadounidense para quemar copias del Corán, con motivo de la aniversario de los atentados del 11 de septiembre del 2001 en EEUU.

El presidente libanés, Michel Suleimán, dijo en un comunicado que "esos actos son incompatibles con las enseñanzas religiosas divinas que preconizan la tolerancia y se oponen de modo radical a la lógica del diálogo de las civilizaciones".

La quema del libro sagrado musulmán ha sido anunciada para el próximo sábado por Terry Jones, pastor de la iglesia cristiana de Florida Dove World Outreach Center, con el fin de conmemorar el 11-S.

Suleimán, que es cristiano, subrayó que el diálogo entre civilizaciones y religiones fue puesto de relieve durante un congreso en la ONU donde se instó a "renunciar al odio, al fanatismo y al terrorismo".

También pidió reflexionar sobre las enseñanzas del cristianismo y los conceptos de la humanidad y recordó que se debe respetar al prójimo.

Por su parte, el vicepresidente del Consejo Superior Chií Abdel Amir Kabalan describió la iniciativa del pastor estadounidense como un "acto de barbarismo que nada tiene que ver con los valores religiosos".

Kabalan solicitó a los musulmanes que tomen en consideración ese "acto ofensivo" e hizo un llamamiento al papa Benedicto XVI y a las asociaciones de derechos humanos para "poner fin a las agresiones contra los libros y lugares sagrados", según la agencia de noticias estatal ANN.

Por su parte, el ministro de Trabajo libanés, Butros Harb, afirmó que como cristiano no puede aceptar la llamada de una persona a humillar a otra religión monoteísta en nombre del cristianismo.

Harb instó a que se olvide el llamamiento de Jones que, según él, perjudicará la coexistencia entre cristianos y musulmanes en el mundo y el Líbano.

"Con vuestra acción, usted (Jones) ataca los valores espirituales y sociales que vivimos en el Líbano, donde las campanas de las iglesias y los minaretes de las mezquitas están en armonía unas frente al otros", apuntó Harb.


EFE