| Fuente:

Por Redacción Unicorn Hunters con información de CryptoConexión

El futuro de la economía se juega cada vez más en el terreno digital y desde el auge de las criptomonedas cada vez más personas necesitan conocer algunas definiciones fundamentales. En ese sentido, comprender la diferencia entre los conceptos de “blockchain” y “criptomoneda” puede ser crucial, especialmente antes de tomar una decisión de inversión.

Si un usuario interesado en las criptomonedas comprende el rol de la blockchain en una determinada divisa digital estará en una mejor posición para analizar esa inversión. En otras palabras, esto significa que podrá valorar una iniciativa desde distintos ángulos, incluyendo factores asociados a la cadena de bloques: “¿´Por qué la criptodivisa no cuenta con una blockchain propia?”, “¿Por qué usa la plataforma de Ethereum y no la de Bitcoin?”, “¿Qué proyectos exitosos están operando en la blockchain elegida?”, etc.

Este tipo de capacidades, como señala Shirley McPhaul-Castro, directora de CryptoCurious (un programa educativo impulsado por la Asociación de Comercio Blockchain de Puerto Rico) ayuda a que los usuarios estén más protegidos frente a la volatilidad del mercado e incluso ante posibles fraudes: “Si se entiende cómo funciona una blockchain, se reducen las posibilidades de caer en estafas. Se puede decir ‘hay algo aquí que no me cuadra’”, sostiene la especialista.

Con la Blockchain no hay intermediarios

Los usuarios no expertos pueden hacer el ejercicio de buscar una divisa en el sitio especializado CoinMarketCap. Si colocan “ether” en el buscador del site, la página llevará al usuario a un espacio dedicado a Ethereum, una blockchain. De igual forma, si en el buscador se escribe el nombre de la criptomoneda ADA, se terminará una sección que destaca a la cadena de bloques Cardano.

Para los expertos en la economía cripto, lo que ocurre en la página no será digno de atención. Sin embargo, para quienes dan sus primeros pasos en el mundo de las criptomonedas, el asunto involucra la cuestión clave de distinguir entre una criptomoneda y una blockchain.

Sin entrar en profundidades técnicas, una criptomoneda se puede definir como una divisa digital que permite realizar diversas transacciones, entre otras: transferencias de dinero entre personas (sin intermediarios, por ejemplo: un banco) o adquisición de bienes y servicios. Una blockchain, a su vez, puede explicarse como una tecnología que habilita bases de datos distribuidas cuya información no se puede modificar; de ahí que se le considere una opción tecnológica con un alto nivel de seguridad para el manejo de datos y transacciones.

Por sus capacidades, la tecnología blockchain es un componente esencial para casi todas las criptomonedas en circulación, ya que es el elemento que hace posibles los valores de seguridad, libertad (sin intermediarios financieros tradicionales) y privacidad que caracterizan a las operaciones con divisas cripto.

Aquí radica el núcleo de la diferencia: mientras la criptomoneda es el activo que se utiliza para llevar a cabo operaciones, la blockchain es la plataforma tecnológica que brinda soporte a las transacciones que se ejecutan con la criptodivisa.

La mayoría de las criptodivisas surge con el respaldo de una blockchain. Es así que la blockchain Bitcoin nació para dar soporte a la divisa cripto del mismo nombre (algo que explica en parte la confusión de los usuarios más novatos), Cardano concibió la criptomoneda ADA y Ethereum desarrolló Ether. Algunas criptodivisas no cuentan con una blockchain propia, sino que operan en una ya existente. Algunos ejemplos en este sentido son Shiba Inu, que funciona en Ethereum, la stablecoin Tether (USDT), que está disponible para varias blockchains (Ethereum, Tron, EOS, Algorand) y Litecoin, que utiliza la cadena de bloques de Bitcoin.

Sepa más: