"Decenas" de combatientes murieron el 4 de julio en el noroeste de Mali en los enfrentamientos más mortíferos registrados hasta ahora entre la rama magrebí de Al Qaeda y el ejército maliense.

En un comunicado publicado el miércoles por el centro estadounidense de vigilancia de los sitios de internet islamistas, SITE, Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI) afirma haber matado a 28 soldados y capturado a otros tres en una "emboscada" tendida a un "convoy del ejército" tras una "batalla feroz".

AQMI reconoció un sólo muerto entre los suyos, un combatiente mauritano.

"Es propaganda", reaccionó el capitán Ali Diakité, del Estado Mayor del ejército maliense, contactado por teléfono por la AFP en el norte de Mali.

"Ha habido decenas de muertos en ambas partes", admitió, "pero la mayoría de las pérdidas las han registrado los terroristas", añadió.

"Desaparecieron una decena de elementos.

Cinco de ellos volvieron anteayer (lunes) a la base", concluyó el militar maliense.

Se trata de los enfrentamientos más mortíferos entre las fuerzas armadas malienses y los insurgentes islamistas en este país del Sáhel, que durante tiempo se libró de la violencia islamista.

En un comunicado colgado en un foro yihadista, AQMI amenazó también con nuevos ataques y acusó al presidente maliense, Amadou Toumani Touré, de haber lanzado a su ejército contra sus elementos con el apoyo de los "cruzados", en referencia a los occidentales.

El lunes, el jefe de Estado maliense declaró que su país estaba llevando a cabo una "lucha total contra Al Qaeda".

"Estamos llevando a cabo actualmente una lucha total contra Al Qaeda. Insisto que es total. En el terreno, en la franja entre el Sáhel y el Sáhara, los salafistas y sus cómplices, autores de múltiples tráficos, son nuestros enemigos", indicó.

Se está preparando una operación importante de varios países, entre otros Argelia, contra elementos de AQMI en la región, informó el martes un alto responsable de la seguridad maliense, bajo condición de anonimato.

Argelia aprovisionó recientemente a Mali con equipamiento militar, según fuentes militares.

El 17 de junio, el ejército maliense anunció haber matado a 26 "combatientes islamistas" al atacar, por primera vez, una base de la rama magrebí de Al Qaeda en su territorio, en la frontera norte con Argelia.

Dos semanas antes, AQMI mató a un rehén británico, secuestrado en enero en Niger, junto a otros tres turistas.
Un suizo sigue en manos de sus secuestradores. AFP