Detienen en Italia a un abogado argelino buscado por la Interpol

Ese mandato de arresto fue dirigido sólo a ciertos países, entre ellos Italia, pero nunca llegó a Suiza, donde el responsable jurídico de la ONG vive desde hace quince años con el estatus de refugiado político.
EFE

La Policía italiana detuvo al abogado argelino defensor de los derechos humanos y residente en Ginebra Rachid Mesli sobre el que constaba una orden de detención por Interpol, confirmaron hoy a EFE fuentes policiales.

La detención se produjo cuando el abogado circulaba por el paso de Gran San Bernardo, en la frontera entre Italia y Suiza y actualmente se encuentra detenido en la localidad de Brissogne, en Aosta (norte), a la espera de la decisión de un tribunal de Turín.

El activista fue detenido en un control rutinario de frontera mientras iba en el coche con su mujer y uno de sus hijos, momento en el que la policía italiana ejecutó la orden de la Interpol que pesa sobre él.

Mesli vive en Ginebra (Suiza) desde el 2000, donde fundó la organización Alkarama (La dignidad) y actualmente es su director jurídico.

El director ejecutivo de Alkarama, Dhina Mourad, confirmó a Efe la detención ocurrida hace dos días debido a una orden de arresto emitida por Interpol en 2003 a petición de Argelia, su país de origen, con fines de extradición.

Ese mandato de arresto fue dirigido sólo a ciertos países, entre ellos Italia, pero nunca llegó a Suiza, donde el responsable jurídico de la ONG vive desde hace quince años con el estatus de refugiado político.

Mourad dijo que la manera en que Argelia gestionó su petición de arresto contra Mourad forma parte de "una táctica que utilizan Estados autoritarios para esconder sus intenciones".

"Se acusa a Mesli de pertenecer a un grupo terrorista en Suiza, lo que es por menos ridículo, ya que él es un reconocido activista de derechos humanos y miembro de la sección suiza de Amnistía Internacional.

"El objetivo del Gobierno argelino es obstaculizar el trabajo de nuestra organización, provocar miedo, hacernos perder energía... es una manera de vengarse de nuestra ONG", que concentra su trabajo en la defensa de los derechos humanos en los países árabes.

Alkama está acreditada ante las diversas instancias de Naciones Unidas en el ámbito de los derechos humanos, con las que colabora y a las que aporta información sobre la situación de los países en los que trabaja.

"No tenemos duda de que ningún juez en un país donde prima el derecho accederá a una demanda de extradición", aseguró.

En cambio, reconoció que "Argelia puede utilizar diversas tácticas para demorar el procedimiento", por lo que la ONG teme que, en el peor de los casos, Mesli pueda permanecer detenido entre dos y tres meses.

La asociación de la que es director tiene como objetivo defender los derechos humanos en el mundo árabe de casos relacionados con desapariciones, torturas, detenciones arbitrarias y ejecuciones extra judiciales.

El abogado huyó a Suiza tras haber estado encarcelado en Argelia tres años, acusado de "fomentar el terrorismo" en un juicio que Amnistía Internacional denunció por no haberse respetado los derechos humanos.

EFE

Sepa más: