YouTube (producenbolivia)

La transnacional McDonald"s se ha instalado en diferentes partes del mundo con éxito, sus hamburguesas son consumidas por cientos de miles de comensales, pero en Bolivia el negocio se les vino abajo.

El país altiplánico no sucumbió ante el sabor de la comida rápida de McDonald"s pese a que sus restaurantes incluyeron las salsas locales como la llajwa e incluso tocaban en sus locales música folclórica.

En 2002 y después de cinco años en el país, la cadena de hamburguesas decidió cerrar sus ocho sucursales en la Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

Mucho se especula sobre la decisión. Desde precios muy caros hasta explicaciones sociológicas que tienen relación con los aspectos culturales.

Entre tanto, en Bolivia se acaba de estrenar el documental "¿Por qué quebró McDonald"s en Bolivia?", que en un recorrido por el país sudamericano a través de su comida, explora el motivo por el que los bolivianos le dieron la espalda a las hamburguesas más populares del mundo.

"La cultura le ganó a una transnacional, al mundo globalizado", afirma en conversación con la BBC Fernando Martínez, director del documental.

El trabajo cinematográfico incluye también entrevistas a chefs, a historiadores, nutricionistas, sociólogos, y al que fue dueño de la franquicia de McDonald"s en Bolivia, Roberto Udler.

"Yo había crecido haciendo varios viajes al exterior y la verdad que miraba con envidia que otros países tenían Mc Donald"s y nosotros no", dijo el empresario, y, según él, la multinacional decidió cerrar todas las franquicias que estaban en zonas conflictivas después de los atentados 11 de setiembre.

Lo que es un hecho es que en Bolivia siguen triunfando los platos tradicionales como las empanadas, el pan con queso, el fricasé, el majadito o el silpancho.