EFE

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, dijo que "Venezuela continúa moviéndose en la dirección equivocada" y calificó de "horrenda" la muerte de un joven venezolano de 14 años por un disparo en una manifestación, hecho del que ha sido imputado un policía según las autoridades.

En su segunda comparecencia esta semana ante el Congreso, en esta ocasión ante el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Kerry habló de las recientes denuncias formuladas por el Gobierno venezolano acerca de que EE.UU. participa en conspiraciones golpistas y de la situación en el país caribeño.

Ante las incisivas preguntas de la legisladora republicana Ileana Rohs-Letinen, de origen cubano y una de las más críticas con Venezuela, Kerry subrayó: "no tenemos discrepancia alguna sobre el atroz comportamiento, la represión de la gente, los arrestos, y las falsas acusaciones contra nosotros que están emanando de Venezuela".

"Venezuela continúa moviéndose en la dirección equivocada y tomando las decisiones erróneas", agregó Kerry.

El secretario de Estado calificó como "horrenda" la muerte de un estudiante venezolano, Kluivert Ferney Roa Núñez, en el transcurso de una manifestación en San Cristóbal, Táchira (oeste de Venezuela).

También indicó que las sanciones anunciadas por Washington contra funcionarios venezolanos involucrados en violaciones de derechos humanos están siendo aplicadas "lo más rápido posible" a través del Departamento del Tesoro y el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

Estas sanciones incluyen la supresión de sus visas de viaje a EE.UU. y la congelación de activos que podrían tener bajo jurisdicción estadounidense.

Finalmente, Kerry manifestó que el Gobierno de Barack Obama "ha invitado frecuentemente al presidente venezolano, Nicolás Maduro, a que se dé cuenta de que hay un conjunto de opciones completamente distintas disponibles".

"Esperamos que las tome", zanjó Kerry.

Maduro aseguró a mediados de este mes que había sido frustrado un plan de golpe de Estado que, según él, había sido "trazado" desde Washington y en el que habían participado militares y dirigentes opositores venezolanos.

Como consecuencia de su supuesta participación en estos planes, el alcalde metropolitano de Caracas, el opositor Antonio Ledezma, fue detenido la pasada semana, lo que generó críticas de gran parte de la comunidad internacional.

Las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela están bajo mínimos, sin embajadores en las respectivas capitales desde 2010, cuando aún era presidente venezolano el fallecido Hugo Chávez.

EFE

 

TE PUEDE INTERESAR