Friedrich Kar Berger se mudó en 1959 al estado estadounidense de Tennessee, donde durante años vivió sin ser reconocido. | Fuente: Farragut News Shopper (Theresa Edwards )/AFP

Un guardia de un campo de concentración nazi de 95 años que vivía en Estados Unidos fue extraditado este sábado a Alemania, informó el Departamento de Justicia.

Friedrich Karl Berger, que vivía en Tennessee y tenía ciudadanía alemana, fue entregado por haber sido guardia armado del campo de concentración Neuengamme en 1945, señaló el departamento.

Berger fue deportado por tomar parte de "actos de persecución promovidos por los nazis", informaron las autoridades judiciales.

"La deportación de Berger demuestra el compromiso del Departamento de Justicia y de las autoridades de asegurarse de que Estados Unidos no es un sitio seguro para quienes participaron de crímenes nazis contra la humanidad y otros abusos a los derechos humanos", dijo el fiscal general (ministro de Justicia) interino Monty Wilkinson.

"Solo seguía órdenes"

Un juez de inmigración ordenó la deportación de Berger, que vivía en Estados Unidos desde 1959, en marzo del año pasado.

Berger estuvo estacionado cerca de Meppen, en Alemania, durante la Segunda Guerra Mundial, donde prisioneros eran mantenidos en "atroces" condiciones y trabajaban "hasta la muerte", dijo al tomar su decisión la jueza Rebecca Holt.

Berger admitió en el juicio que evitó que prisioneros escaparan del campo de concentración de Neuengamme. También dijo que no sabía que los prisioneros eran maltratados y que algunos murieron. Aseguró que seguía órdenes. Berger voló a Alemania el sábado y llegó a Frankfurt para ser interrogado.

Hasta el momento no está claro si Berger será sometido a juicio en su país de origen. La Justicia alemana abandonó el proceso contra Berger en diciembre de 2020, citando evidencia insuficiente. (AFP)

Sepa más: