EEUU reitera su compromiso con la estabilidad en la península de Corea

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, informó que el presidente Barack Obama fue informado sobre la muerte de Kim Jong Il y que el gobierno estadounidense observa la situación en la región.

Estados Unidos "sigue comprometido con la estabilidad en la península de Corea y la libertad y seguridad de sus aliados", afirmó hoy el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

En un comunicado, Carney indicó que el presidente Barack Obama fue informado sobre la muerte del caudillo de Corea del Norte, Kim Jong Il y que el gobierno de Estados Unidos observa la situación en la región. También se ha mantenido informada a la secretaria de Estado, Hillary Clinton.

(LEA MÁS: Kim Jong-un, el poco conocido sucesor de Kim Jong-il)

La Casa Blanca indicó que se mantiene el contacto con Corea del Sur y Japón, y que el presidente Obama habló con el presidente surcoreano Lee Myung-Bak alrededor de la medianoche (hora de Washington).

El gobierno estadounidense ha estado ponderando un esfuerzo de acercamiento con el gobierno en Pyongyang, que incluiría ayuda alimenticia para el país asiático.

El régimen comunista norcoreano anunció hoy la muerte del líder que ha gobernado el país con mano de hierro durante los últimos 17 años y llamó a Kim Jong-un, hijo menor del dictador, sucesor de su padre al frente del país.

Kim Jong-il, de 69 años y muy debilitado de salud tras sufrir una apoplejía en 2008, murió de un infarto a primera hora de la mañana del sábado cuando viajaba en su tren privado, según informó la televisión estatal norcoreana, KCTV.

EFE