Foto: EFE

EE.UU se mostró hoy "sorprendido" por el momento escogido por el ex presidente de Haití Jean Claude Duvalier para regresar a su país tras 25 años en el exilio, pues se produce en un periodo de incertidumbre en el proceso electoral.

"Estamos sorprendidos por el momento de la visita de Duvalier a Haití", señaló el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, en un mensaje de su cuenta de la red social "Twitter".

El regreso del exdictador, que gobernó en Haití entre 1971 y 1986 y que volvió a su país tras 25 en el exilio en Francia, "añade imprevisibilidad a un periodo de incertidumbre en el proceso electoral de Haití", afirmó el portavoz.

Crowley añadió además que EE.UU. "no está al tanto" de eventuales planes del también exiliado ex presidente haitiano Jean Bertrand Aristide para regresar a Haití.

La noticia de la presencia de Duvalier de nuevo en Haití 25 años después de ser derrocado por una revuelta popular y en medio de la crisis que vive el país circuló por la capital y fue retransmitida en directo por varias emisoras de radio.

Cientos de personas se congregaron ante el aeropuerto, entre ellos curiosos, otros que aclamaron al exgobernante y otros que aprovecharon para pedir el retorno del Aristide.

El retorno de Duvalier, conocido también como "Baby Doc", hizo surgir preguntas en la capital sobre el significado de su retorno, considerado, junto con su padre, Francois, en el poder entre 1957 y 1971, responsable de un régimen que gobernó con mano de hierro, desprecio a los derechos humanos y corrupción rampante.

EFE