Aunque las posibilidades de encontrar a la ballena-delfín son limitadas, los investigadores regresarán a Kauai el próximo mes para investigar más a fondo el descubrimiento.
Aunque las posibilidades de encontrar a la ballena-delfín son limitadas, los investigadores regresarán a Kauai el próximo mes para investigar más a fondo el descubrimiento. | Fuente: Kimberly A. Wood/ Cascadia Research

En agosto del año pasado, científicos del Cascadia Research Collective de Estados Unidos, fotografiaron lo que parecía ser una especie híbrida de ballena y delfín, en Kauai, costas de Hawái. Un estudio genético de la criatura publicado esta semana confirma que el cetáceo es el primer híbrido de su tipo: su madre es una ballena con cabeza de melón y su padre un delfín de dientes rugosos.

El Cascadia Research Collective encontró al ejemplar durante un proyecto de dos semanas en agosto de 2017 en Hawái. En un principio, la apariencia morfológica del animal fue la que hizo sospechar a los científicos de que podrían estar ante un nuevo animal. Las pruebas genéticas obtenidas de una biopsia confirmaron que se trataba de un híbrido de ballena-delfín. Por eso ha sido bautizado como 'Balfín'.

Aunque las posibilidades de encontrar a la ballena-delfín son limitadas, los investigadores regresarán el próximo mes a la isla para investigar más a fondo el descubrimiento. Se espera que para la segunda ocasión el grupo pueda tomar una muestra de la biopsia de la ballena con cabeza de melón a la que se asoció y obtener imágenes y video para evaluar mejor la morfología.

Durante el proyecto de dos semanas, los científicos también encontraron a otra extraña criatura marina, según el informe: delfines manchados pantropicales. 

N+1