Foto Wikimedia
Un empleado del zoo de Shenyang, en el noreste de China, se encuentra en coma después de haber sido atacado por dos tigres siberianos cuando retiraba la nieve de las rejas automáticas del recinto, informó hoy la agencia de noticias Xinhua.

El empleado, Yang Jingwei, de 51 años, es un operador de puertas automáticas del Parque del Glaciar Qipanshan de Shenyang (capital de la provincia de Liaoning), y fue atacado en la tarde de ayer.

Sus colegas intentaron de inmediato ahuyentar a los tigres con un rifle de caza, pero no podían acercarse a Yang al estar cerca los dos animales, por lo que la policía tuvo que intervenir y herir a los dos ejemplares con su arma tras conseguir el permiso del departamento forestal local.

La víctima, que está siendo tratado en el hospital local, resultó gravemente herida en la cabeza, el cuello, la tráquea y sufre varias fracturas.

El parque tiene un área para los animales salvajes, como tigres siberianos, osos, lobos, camellos y jirafas; dos puertas de hierro automáticas dividen las distintas áreas que acogen a cada especie y se abren para dejar paso al autobús que transporta a los turistas que visitan el parque.

Las autoridades han abierto una investigación para esclarecer las causas del accidente. EFE