Bomberos trabajan en la zona donde ocurrieron las confrontaciones. | Fuente: AFP | Fotógrafo: NABIL HASAN

Desde el jueves, los combates entre las fuerzas gubernamentales y los separatistas sureños dejaron hasta el momento 40 civiles fallecidos y 260 heridos en Adén, ciudad al sur de Yemen. Estos números fueron brindados por la oficina de la coordinadora de Asuntos Humanitarios de la ONU.

El miércoles, estallaron una serie de enfrentamientos dentro del bando hostil a los rebeldes hutíes, entre los separatistas del sur y las unidades del Gobierno. La confrontación culminó el sábado con la toma de control del palacio presidencial de Adén.

La coordinadora Lise Grande ofreció sus condolencias a las familias de las víctimas y lamentó que estas familias estén llorando a sus seres queridos en lugar de celebrar este domingo la festividad de Aíd al Adha, la más destacada para los musulmanes.

“Los equipos humanitarios están sobre el terreno y van a seguir operando. Nuestra principal preocupación ahora mismo es enviar equipos médicos para rescatar a los heridos”, explicó Grande en un comunicado. Médicos Sin Fronteras, que administra un hospital de Adén, había informado del ingreso de 119 heridos en 24 horas.

Asimismo, señaló que desde la ONU están “muy preocupados por las informaciones acerca de civiles atrapados en sus casas que se están quedando sin agua y comida”.

Grande hizo un llamamiento a las autoridades para que garanticen el acceso seguro a las organizaciones humanitarias para que asistan a las personas necesitadas y recordó que los civiles “necesitan poder moverse libremente y con seguridad” para conseguir víveres.

Por ello, pidió a todas las partes beligerantes que se atengan a las normas internacionales humanitarias y que hagan lo posible para proteger a los civiles que se han visto en medio del fuego cruzado.

Las calles se encuentran vacías en Yemen. | Fuente: AFP | Fotógrafo: NABIL HASAN

Según la nota de la coordinadora, 34 organizaciones humanitarias operan en Adén actualmente y ofrecen cada mes ayuda alimentaria a 1.9 millones de personas y agua potable a 1.6 millones aproximadamente en esta localidad costera que es la sede temporal del Gobierno reconocido internacionalmente.

Esta semana, la violencia estalló en Adén entre las tropas leales al Ejecutivo y los separatistas sureños, que lograron conquistar territorio hasta que anoche la coalición militar liderada por Arabia Saudí decretó un alto el fuego a partir de la 01:00 hora local y exigió a los secesionistas que se retiraran.

De momento, las hostilidades han cesado y la coalición ha realizado un bombardeo en el norte de la ciudad pero no ha tenido que intervenir militarmente tal y como había advertido.

Uno de los principales socios de la alianza, Emiratos Árabes Unidos, ofrece apoyo y entrenamiento a las fuerzas del separatista Consejo Transicional Sureño, acusado por el Ejecutivo del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi de haber llevado a cabo un "golpe de Estado".

(Con información de EFE y AFP)

Sepa más:
¿Qué opinas?