Especialistas advierten que el cambio climático favorece la propagación del dengue

La Organización Panamericana de la Salud ha declarado una alerta epidemiológica por dengue luego de que en agosto contabilizó 2,03 millones de casos en Latinoamérica y el Caribe, y 723 defunciones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el dengue es una infección vírica transmitida por la picadura de las hembras infectadas de mosquitos del género Aedes. | Fuente: Foto: AFP

El cambio climático ha favorecido el incremento de los casos de dengue, una enfermedad que ha puesto en alerta a las autoridades mexicanas que se enfrentan a una epidemia al sumar 16.400 casos confirmados y 43 defunciones este año.

Las altas temperaturas registradas en los últimos meses a nivel mundial debido al cambio climático, aunadas a las intensas lluvias de la temporal en México, han propiciado una mayor propagación del mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue, cuyo serotipo 2 ha sido más mortal que en años anteriores, dijo Valentina Davydova, especialista en el tema.

"Ante las condiciones de temperaturas altas el agua es suficientemente tibia para acelerar el desarrollo del mosquito en sus cuatro etapas antes de salir del agua, particularmente la hembra, la cual pica para asegurar alimento a los huevecillos que está depositando", dijo la investigadora de la Universidad de Guadalajara.

Davydova es miembro del Comité Interinstitucional de Cambio Climático en Jalisco (oeste de México) y ha encabezado una investigación sobre el dengue que anteriormente era considerada una enfermedad tropical y que ha llegado a las grandes ciudades, cuyas temperaturas se han incrementado entre 2 y 4 grados en los últimos años.

"Por arriba de 27 y 28 grados centígrados de temperatura se acelera el desarrollo del mosquito. Por lo tanto se necesitan áreas verdes para refrescar de manera natural e incrementar la infiltración de las lluvias, pero en las zonas urbanas observamos puro escurrimiento, porque el suelo con asfalto o concreto es impermeable", explicó.

Cuando el agua no se puede infiltrar se queda encharcada en la superficie del suelo o en azoteas, patios y recipientes olvidados en las casas, un caldo de cultivo ideal para la reproducción del mosquito.

"Al aumentar la temperatura se acelera su metabolismo, se reproducen más rápido y completa su ciclo de huevo a adulto en un periodo más corto, y si le sumamos que hay agua en todos lados eso hace que la presencia de mosquitos se incremente", detalló Ezequiel Magallán, académico del Instituto Regional de Investigación en Salud Pública de la Universidad.

Añadió que lo preocupante es que el Aedes aegypti es un mosquito "muy nervioso" que se espanta cuando las personas se mueven un poco mientras las pica y cuando está en busca de comida puede llegar a picar hasta cuatro personas antes de saciarse, las cuales podrían contagiarse al mismo tiempo.

La Organización Panamericana de la Salud ha declarado una alerta epidemiológica por dengue luego de que en agosto contabilizó 2,03 millones de casos en Latinoamérica y el Caribe, y 723 defunciones.

EFE

¿Qué opinas?