Esposa de Madoff deberá informar de cualquier gasto superior a US$100

Ruth Madoff deberá llevar un libro de cuentas con todos sus gastos superiores a cien dólares y al final de mes deberá presentarlo junto al balance de su cuenta bancaria.
Ruth Madoff, la esposa del autor confeso de la mayor estafa financiera de la historia de Estados Unidos, deberá informar de cualquier gasto superior a cien dólares que haga, según un acuerdo alcanzado con el abogado que liquida los activos del financiero estadounidense.

La prensa local neoyorquina se hace eco hoy de ese acuerdo, firmado la semana pasada, después de que el abogado Irving Picard demandara a la mujer de Madoff por considerar que llevó una "vida de esplendor" con el dinero de las víctimas de la estafa perpetrada por su marido durante más de dos décadas.

Según el acuerdo, Ruth Madoff, acostumbrada durante años a gastar todo lo que quisiera, deberá a partir de ahora llevar un libro de cuentas con todos sus gastos que superen los cien dólares y al final de mes deberá presentarlo a las autoridades junto al balance de su cuenta bancaria.

Poco antes de que su marido, Bernard Madoff, fuera condenado a 150 años de prisión el pasado junio, Ruth Madoff entregó la mayor parte del patrimonio de ambos para indemnizar a las víctimas de la estafa, y hace unas semanas fue obligada a abandonar el ático de Manhattan donde vivía el matrimonio.

El juez le permitió sin embargo que mantuviera 2,5 millones de dólares para sus gastos, pero ahora se ha acordado que ese dinero no podrá ser transferido a ninguna otra parte y que deberá ser gastado de forma "razonable", según el acuerdo.

Picard, que también ha recibido críticas por parte de las víctimas por el elevado honorario que recibe (14,7 millones de dólares por cuatro meses de trabajo), demandó la semana pasada a la esposa de Madoff y le reclamó 44 millones de dólares.

En su opinión, ella "ha vivido durante décadas una vida de esplendor" con el dinero de las víctimas de ese fraude, perpetrado a través de una estructura financiera ilegal conocida como "esquema Ponzi" que él mismo cifró en 50.000 millones de dólares, aunque posteriormente se conocieron unos documentos que hablaban de 65.000 millones.

Ruth Madoff, que no ha sido acusada de delito alguno por esta estafa, compró por ejemplo un yate de 2,3 millones de dólares con fondos de la empresa de su marido y gastó en compras personales 1,1 millones de dólares con la tarjeta de la compañía, según relató Picard en la demanda. EFE

(Foto: EFE)