Foto: EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, criticó hoy a la Unión Europea (UE) por "dividir" a la Comunidad Andina (CAN) al suscribir con Perú y Colombia acuerdos de libre comercio, a los que él se opone.

"Tengo algunas diferencias con algunos países europeos porque, en vez de integrar, quieren dividir", dijo el mandatario tras regresar de una gira de una semana por el Vaticano, España, Noruega y Finlandia, y participar en la VI Cumbre UE-América Latina y el Caribe en Madrid.

En entrevista con medios estatales, Morales explicó su visión de la negociación de la Unión Europea con los andinos, bloque formado también por Ecuador, que tampoco firmó el acuerdo comercial.

Aseguró que su programa, por principios, no permite "que se privaticen los servicios básicos", ni convenios sobre la propiedad intelectual, y agregó que una negociación sobre libre mercado sólo sería posible si Bolivia tuviera un Gobierno "neoliberal".

Reconoció que Perú y Colombia tienen derecho a negociar y firmar acuerdos de libre comercio, pero señaló que no se respetaron procedimientos previamente acordados para hacer un diálogo entre los bloques, no por separado.

El mandatario dijo, sin embargo, que Bolivia tiene "excelentes relaciones" con Europa y siempre está dispuesta a negociaciones bilaterales o multilaterales.

También destacó que el presidente pro témpore de la UE, el español José Luis Rodríguez Zapatero, y el de la Comisión Europea (CE), el portugués José Manuel Durão Barroso, comunicaron en Madrid que ese bloque tiene 3.000 millones de euros para ayudar a Latinoamerica.

Morales dijo que necesita créditos o donaciones por 200 millones de dólares para construir veinte hospitales en Bolivia, y también ayuda para construir la sede del Parlamento de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) en la ciudad central de Cochabamba.

EFE