Foto:ArchivoTras la liberación del barco de bandera estadounidense Maersk Alabama, un contingente holandés de la OTAN logró rescatar a 20 rehenes que permanecían cautivos en una embarcación pirata que cometía sus fechorías en el golfo de Adén, afirmó dicho organismo.

De acuerdo a información proporcionada por agencias internacionales citadas por el diario El País de España, las fuerzas holandesas asestaron este duro golpe a la piratería al capturar a siete piratas que atacaron un buque cisterna con fusiles de asalto y granadas propulsadas con cohetes.

El barco asaltado, Handytankers Magic, pertenecía a la compañía griega Roxana Shipping. "Hemos liberado a los rehenes y tenemos sus armas", indicó el teniente coronel de la organización Alexandre Fernandes.

Pese a ello, solo se pudo interrogar a los piratas, pues no poseen la facultad para arrestarlos.

Barco belga desaparece

Mientras tanto, el barco con bandera belga "Pompei" desapareció este sábado frente a las costas de Somalia después de lanzar una señal de socorro a las 03.30 GMT, lo que hace temer que sea una nueva víctima de los piratas.

"A pesar de los muchos intentos no se ha podido establecer ningún contacto hasta el momento con el barco. Los canales diplomáticos y militares tratan de paliar esta situación", asegura el Gobierno belga en un comunicado.

Varios miembros del ejecutivo federal, entre ellos el primer ministro, Herman Van Rompuy, están reunidos en una célula de crisis en el Ministerio del Interior.

El barco "Pompei", propiedad de la sociedad "TV Pompei", se dirigía a las Islas Seychelles con diez tripulantes, entre ellos algunos de nacionalidad belga.