Foto: EFE
El último dirigente soviético, Mijaíl Gorbachov, se mostró convencido, en una entrevista difundida hoy, de que en las condiciones actuales es imposible que se desencadene un conflicto bélico como el de la II Guerra Mundial.

"Evidentemente surgen conflictos cuando hay tantas armas, tantos soldados y tantos problemas sin resolver. Pero no creo que tengamos motivos actualmente para afirmar con toda seriedad que se pueda dar una guerra mundial, no lo creo para nada", dijo, con motivo de la conmemoración de la victoria sobre Alemania en la II Guerra Mundial.

Gorbachov agregó a la agencia oficial Itar-Tass que "la Guerra Fría acabó, continúa el proceso de desarme y ahora el único problema es encontrar métodos adecuados de vida en este mundo global, sobre todo en lo relativo a la seguridad".

En este sentido, valoró los esfuerzos de los dirigentes del país y subrayó que el presidente ruso, Dmitri Medvédev, ha propuesto en más de una ocasión la creación de un nuevo sistema de seguridad europea.

"Apoyo su opinión en lo relativo a la creación de un sistema de seguridad en Europa, que repite con tanta insistencia. Pienso que es correcto, que tiene razón", dijo.

La Plaza Roja de Moscú acogerá mañana el Día de la Victoria una gran parada militar, en la que desfilarán por primera vez soldados de Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Polonia.

Entre los cerca de 40 líderes extranjeros que asistirán al desfile figuran la canciller alemana, Angela Merkel, el jefe del Estado francés, Nicolas Sarkozy, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, el presidente israelí, Simon Peres, y el dirigente chino, Hu Jintao.

En una entrevista con el diario "Izvestia" publicada la víspera, el presidente ruso alertó sobre la posibilidad de un conflicto militar comparable a la II Guerra Mundial.

"Lamentablemente, un conflicto así es posible, y ello se debe a que existen países muy diversos con muy diferentes intereses. En el planeta hay una enorme cantidad de armas, hay gente que hasta hoy contempla la guerra como una vía para solucionar sus problemas políticos. Finalmente, también existen factores accidentales", declaró.

Para ello, agregó, "es necesario trabajar en el marco de la comunidad internacional, de la ONU, de la OSCE, así como de nuevos acuerdos como el tratado de seguridad europea".

También subrayó la importancia de "crear armamento moderno, condiciones normales de vida y salariales para el personal militar, un ejército efectivo, compacto, fuerte y bien preparado", lo que calificó de "imperativo" y "prioridad" absolutas.

"No importa lo pacíficos que seamos, tenemos que estar preparados para defender nuestro país", dijo el presidente, quien añadió que como comandante supremo presta una gran atención a este tema, porque en caso contrario no puede haber estabilidad y el país sería demasiado débil para enfrentarse a las amenazas emergentes.

-EFE-