Hugo Chávez promulga la enmienda constitucional para la reelección ilimitada

El presidente venezolano celebró un sorpresivo Consejo de Ministros en una plaza del oeste de Caracas.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, promulgó la enmienda constitucional para la reelección ilimitada, que le permitirá optar nuevamente al cargo en el 2012, en un sorpresivo Consejo de Ministros celebrado en una plaza del oeste de Caracas.

 

"Promulgo, con todo mi corazón y mi compromiso con el pueblo, y juro al pueblo que no le fallaré, la enmienda número uno de la Constitución Bolivariana.¡Viva el pueblo!", expresó Chávez al firmar el acta oficial.

 

"Estoy listo para seguir comandando la "revolución" desde el 2009 hasta el 2019, por lo menos, si así lo quiere el pueblo", sostuvo Chávez, elegido presidente por primera vez en diciembre de 1998 y dos veces ratificado en el cargo a lo largo de la última década.

 

Como estaba anunciado oficialmente desde ayer, el jefe de Estado recibió en una plaza de una barriada popular del oeste caraqueño el acta de la enmienda, emitida por el Poder Electoral, de manos de la presidenta de la Asamblea Nacional (AN), la oficialista Cilia Flores.

 

Pero, sorpresivamente, el acto incluyó la presencia del tren ministerial, al que el mandatario distribuyó el acta de la enmienda para su firma, e inmediatamente después la promulgó y ordenó su publicación "mañana" en la gaceta oficial.

 

La enmienda fue aprobada este domingo en un referendo con un 54.86 por ciento de los votos, lo que, según Chávez, constituyó una "victoria histórica" de las filas "revolucionarias" y un nocaut para la "oligarquía pitiyanqui", como califica a la oposición.

 

El rechazo popular a la enmienda, que eliminó la limitación constitucional de una sola reelección consecutiva a todos cargos sometidos al voto popular, llegó al 45.13 por ciento de los sufragios, según el acta oficial.

 

"Es una enmienda histórica, es la primera vez que una Constitución es enmendada por voluntad del pueblo venezolano. Esto es democracia revolucionaria, de la buena: es el pueblo el que manda en Venezuela", declaró el mandatario, entre el aplauso de sus afectos que gritaban "uh, ah, Chávez no se va".

 

EFE