Hungría: Pécs se estrena como capital cultural de Europa

El alcalde de la ciudad, Zsolt Páva, dijo por su parte que "Pécs es como Europa, llena de cultura, excitante y en cambio continuo".
Con el lema de "ciudad sin fronteras" ha inaugurado hoy la húngara Pécs su capitalidad cultural de Europa, en la que ofrece casi dos mil eventos que resaltarán su lado multiétnico, y con un "embajador" internacional de excepción: el tenor español Plácido Domingo.

El centro de Pécs (pronúnciese "péch"), donde se encuentran sus dos símbolos, la catedral y el minarete, se convirtió hoy en escenario de un desfile carnavalesco en el que participaron los vecinos de la ciudad, representando diferentes épocas de sus 2.000 años de historia, desde la época romana hasta los tiempos modernos.

Los participantes del desfile, cientos de estudiantes, presentaron en escenas teatrales las diferentes etapas de la cultura de Pécs y su historia, y cada capítulo estuvo dirigido por muñecos gigantes de 4 metros de altura.

El primer ministro húngaro, Gordon Bajnai, aseguró en el acto de inauguración que "Pécs abre ahora sus puertas al mundo" y agradeció a la ciudad "haber ofrecido esperanza al país" en un momento de profunda crisis económica.

El alcalde de la ciudad, situada en el sur del país, Zsolt Páva, dijo por su parte que "Pécs es como Europa, llena de cultura, excitante y en cambio continuo".

Los espectadores que llenaron la plaza central pudieron ver un vídeo-mensaje de Plácido Domingo, patrocinador de "Pécs 2010", quien resaltó que los grupos étnicos de la ciudad se enriquecen mutuamente y prometió que él mismo será el "embajador" de la ciudad en el mundo.

Durante 2010 muchos de los programas se centrarán en los más destacados artistas que dio Pécs al mundo, entre ellos Marcel Breuer, "el maestro del Bauhaus", y Viktor Vasarely, "el padre del op-art", entre muchos otros.

Las tradiciones históricas de Pécs, que abarcan las grandes culturas europeas, entre ellas la romana, la otomana o la cristiana, aparecerán en los eventos, en diferentes presentaciones.

Los espacios públicos, principalmente las plazas de la ciudad, serán utilizados desde la primavera para acentuar el clima "casi mediterráneo" que tiene la ciudad, dando lugar a un sinfín de programas.

Un festival cultural turco, otros de teatro, de baile o de teatro callejero, encuentros de coros y de grupos étnicos, y casi todos los meses del año habrá importantes encuentros que atraerán a miles de artistas de todo el mundo.

Esta faceta cultural de la ciudad de 157.000 habitantes se complementará con programas relacionados con las minorías étnicas que conviven en la ciudad, concretamente gitanos, alemanes, croatas, polacos, serbios, búlgaros, griegos, ucranianos y rusinos (ucranianos de los Cárpatos).

Pécs recibió el Premio de Unesco "Ciudades por la Paz" en 1998 por su actitud tolerante frente a los exiliados de la guerra de los Balcanes y por la conservación de las culturas minoritarias.

Más allá de los programas, la ciudad inició proyectos de conservación del patrimonio local, restaurando edificios históricos, pero también utilizando espacios ya existentes.

Un buen ejemplo de este tipo de proyectos fue la de repensar el uso de parte de la histórica e internacionalmente famosa fábrica de porcelana "Zsolnay", que dará lugar a todo un barrio cultural.

La ciudad y las localidades con las que cooperará durante este año darán lugar a casi 2.000 acontecimientos culturales.

Los organizadores calculan que durante 2010 los programas atraerán a un millón de visitantes, de los cuales un 30 por ciento serían extranjeros, principalmente austríacos, alemanes y croatas.

Según datos del ministerio de enseñanza y cultura, los costes de los programas del año cultural serán de unos 1.850 millones de forintos (7 millones de euros) y más de la mitad de esta suma será sufragada por el Gobierno magiar.

De todas formas el valor de las inversiones relacionadas con el año cultural ascenderá hasta los 50.000 millones de forintos (186 millones de euros), según la prensa local.

Los organizadores adelantaron en su página web que las otras dos capitales culturales de Europa de 2010, Estambul (Turquía) y Essen (Alemania), también se presentarán en Pécs, ampliando el abanico de programas. EFE