Camblio  climático
Camblio climático | Fuente: AFP

Un análisis de datos de estaciones meteorológicas desde 1979 hasta 2017 revela que las combinaciones extremas de calor y humedad se duplicaron en este período y aparecieron incidentes repetidos en gran parte de India, Bangladesh y Pakistán.

Además, en el noroeste de Australia y a lo largo de las costas del Mar Rojo y el Golfo de California en México.

Las lecturas más altas, potencialmente fatales, se observaron 14 veces en las ciudades de Dhahran/Damman (Arabia Saudita), Doha (Qatar) y Ras Al Khaimah (Emiratos Árabes Unidos), que tienen una población combinada de más de 3 millones de habitantes.

También fueron afectadas partes del Asia sudoriental, el sur de China, el África subtropical y el Caribe.

En el sudeste de Estados Unidos se registraron condiciones extremas docenas de veces, principalmente cerca de la costa del Golfo en el este de Texas, Luisiana, Misisipi, Alabama y la franja de Florida; los peores lugares: Nueva Orleans y Biloxi (estado de Misisipi).

No es sorprendente, explican los autores de este trabajo publicado en Science Advances, que los incidentes tendieran a concentrarse en las costas a lo largo de mares confinados, golfos y estrechos, donde la evaporación del agua de mar proporciona abundante humedad para ser absorbida por el aire caliente.

En algunas zonas del interior, los vientos monzónicos cargados de humedad o las amplias zonas de riego de cultivos parecen desempeñar el mismo papel.

Para llegar a estas conclusiones los investigadores usaron datos de 7.877 estaciones meteorológicas.

El calor húmedo es más difícil de sobrellevar que el seco, recuerda en una nota el Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia (EE.UU.).

 

Estudios científicos habían pronosticado que el calentamiento del clima provocaría que el calor y la humedad combinados alcanzasen niveles raramente experimentados por los humanos en zonas de los trópicos y subtrópicos, una proyección que se calculaba para varias décadas más adelante.

Estas condiciones harían estragos en la economía y posiblemente, incluso, superarían los límites fisiológicos humanos.

Según la Universidad de Columbia, estas proyecciones son erróneas, pues esas condiciones de calor y humedad "ya están apareciendo".

El nuevo estudio identifica episodios de calor y humedad extremos, anteriormente raros o sin precedentes, en Asia, África, Australia, América del Sur y América del Norte.

"El tiempo que duren estos eventos aumentará y las áreas afectadas crecerán en correlación directa con el calentamiento global", resume Colin Raymond, autor principal del estudio.

(Con información de EFE)