Foto: RPP (archivo)
Una italiana de 42 años está ingresada en un hospital de Livorno (Toscana) en estado de coma tras haber contraído la variante del síndrome encefalopatía espongiforme bovina conocido como el "mal de las vacas locas", el segundo caso registrado en Italia desde 2002.

La enfermedad, según informó hoy el diario "Il Tirreno", de Livorno, le fue diagnosticada en octubre de 2009 por el Instituto Superior de Sanidad y en estos meses la mujer sufrió numerosos trastornos neurológicos, hasta ahora que entró en coma.

Spartaco Sani, jefe del departamento de enfermedades infecciosas del Hospital de Livorno, dijo hoy a los medios locales que se desconoce cómo la mujer contrajo el virus, "ya que es difícil establecer los tiempos de incubación, que pueden ser largos".

Sani agregó que "no hay alarma alguna" y subrayó que la enfermedad no se transmite de humano a humano y por tanto no es contagiosa.

El presidente de la organización de consumidores CODACONS, Carlo Rienzi, hizo un llamamiento a las autoridades europeas y especialmente a las italianas "para que no bajen la guardia y ejerzan un control estricto sobre las partidas de carne bovina que entran en nuestro país".

Rienzi pidió al Ministerio de Salud que investigue cómo contrajo la enfermedad la mujer, dónde compró carne en los últimos años y los eventuales viajes al extranjero que pudo realizar.

También pidió que publique los datos sobre los controles efectuados a las carnes y las partidas confiscadas como sospechosas de estar infectadas.

La asociación de agricultores y ganaderos italianos Coldiretti aseguró hoy que no hay que temer nada, que la carne italiana es totalmente segura "gracias a un rígido sistema de controles introducidos en 2001" para afrontar el mal.

Este es el segundo caso de la enfermedad de las vacas locas registrado en Italia, tras el de la mujer siciliana que contrajo el mal en 2002. EFE