Tribu
Los habitantes autóctonos de la isla Sentinel del Norte son una de las últimas tribus que están fuera de contacto con el mundo exterior. | Fuente: Indian Coast Guard/AFP/Archivos

Una tribu aislada de la India, una de las últimas que están fuera de contacto con el mundo exterior, se ha convertido en un misterio y ha captado la atención de varios especialistas tras el trágico incidente en el que un misionero estadounidense murió a flechazos, tras intentar evangelizar a los miembros de esta tribu asentada en la isla Sentinel del Norte.

Una publicación de la BBC describe algunas características de esta tribu y explica cómo se han desarrollado en esta isla que forma parte del archipiélago Andamán y Nicobar en la Bahía de Bengala del Océano Índico.

La editora del Servicio Hindi de la BBC en Nueva Delhi, Ayeshea Perera, recuerda que la última vez que el gobierno indio tuvo contacto con la tribu de Sentinel fue tras el tsunami de 2004, luego de una inspección aérea de la zona para saber si habían sobrevivido. “Son tan desconocidos que aún en la propia India hay poca consciencia de su existencia”, indicó.

Tribu en peligro de extinción

La visita a esta isla es ilegal debido al riesgo de que esta tribu pueda ser contaminada con enfermedades foráneas. Hasta la fecha, se estima que quedan entre 50 a 150 indígenas. "Sin inmunidad, un virus cualquiera podría acabar con toda la tribu", precisa la editora del Servicio Hindi.

Otras cinco tribus están asentadas en el archipiélago Andamán y Nicobar, entre ellas, los jarawas, los gran andamaneses, los onge y los shompen. Sin embargo, los únicos que no se han integrado a la comunidad isleña son los jarawas y los de Sentinel del Norte.

La data que se tiene de los sentineleses es poca. Se conoce que migraron hace 60,000 años de África y habitan en una pequeña zona selvática. Se distinguen por ser cazadores y recolectores. Sus principales armas de defensa son el arco y las flechas, que utilizan contra quienes invaden su territorio.

Características de la tribu

Aún se desconoce el idioma exacto y las características físicas esta tribu; sin embargo, algunos lingüistas que han estudiado las lenguas de las islas Andamán sostienen que los sentineleses se asemejan físicamente a los de la tribu jarawa, que viven en las islas vecinas.

En una declaración recogida por la BBC, el profesor de idiomas austroasiáticos del Departamento de Lingüística de la Universidad Deccan, Shailendra Mohan, precisa que los sentineleses podrían tener una estatura un poco mayor al resto de las tribus. "Son genéticamente diferentes. Los sentineleses son una tribu importante pues son un pueblo puro, no mezclado, que todavía cazan y recolectan", agregó.

En el 2001 y 2002, Mohan integró dos grupos de investigación que estudió las lenguas tribales. El equipo pudo interactuar con los jarawa, onge y gran andamaneses, pero no pudo establecer qué vínculos hay entre ellos y los sentineleses. "Aunque estas tribus viven en cercanía, ninguna ha reportado tener idea alguna de la existencia de sus vecinos sentineleses", dijo.

Hostiles con los extranjeros

"Su resistencia a todo contacto con el mundo exterior ha hecho imposible que alguien se pueda acercar a ellos", destacó Ayeshea Perera en una declaración a la BBC.

Según los registros de contacto con esta tribu, en 1974 un equipo de la National Geographic que intentaba grabar un documental fue atacado con flechas. El director recibió un flechazo en una de sus piernas.

En el 2004, autoridades de la India sobrevolaron la isla en un helicóptero tras el registro de un tsunami para verificar si habían sobrevivido. Sin embargo, fueron recibidos con flechazos.

Isla Sentinel del Norte

El misterio que rodea a esta tribu ha generado que los más de 500 mil turistas, que vistan las islas de Andamán y Nicobar todos los años, tengan mayor interés en esta isla alejada de la civilización.

El Ministerio del Interior de India emitió un comunicado a inicios de este año que exoneraba a los extranjeros de la necesidad de obtener un permiso para visitar 29 islas del archipiélago. La lista incluía nueve islas ocupadas por tribus y comunidades indígenas consideradas "particularmente vulnerables".

Manish Chandi, miembro del Equipo Ambientalista de Andamán y Nicobar asegura que la Guardia Costera tiene que ahuyentar constantemente a barcos con turistas extranjeros que pasan por la isla.