La última portada del News of the world: Gracias y adiós

Diario se despide de sus lectores después de 168 años de historia. Así se quiere zanjar el escándalo por las escuchas ilegales a teléfonos de famosos para obtener exclusivas.
EFE

La última portada del periódico sensacionalista británico "News of the world", que se despide mañana de sus lectores tras 168 años de historia, dice en un gran titular: "Gracias y adiós", sobre un fondo de exclusivas obtenidas por el rotativo, según adelantó hoy.

Los 280 empleados del dominical abandonaron a última hora del sábado la redacción, situada en el barrio de Wapping, en el este de Londres, tras trabajar en la histórica edición final del tabloide, destinada a convertirse en pieza de coleccionista.

El presidente de News International, James Murdoch -hijo del magnate Rupert Murdoch-, anunció el jueves la clausura del "News of the world", uno de los periódicos más populares de ese grupo, a fin de zanjar el escándalo por las escuchas ilegales a móviles de gente famosa supuestamente practicadas durante años por periodistas del rotativo para obtener exclusivas.

La recaudación de la esperada edición de mañana, que tendrá una tirada doble de cinco millones de ejemplares y no llevará anuncios publicitarios, se destinará a organizaciones benéficas.

El mismo día del adiós se espera que llegue a Londres Rupert Murdoch, dueño de News Corporation -matriz de la rama británica News International-, para asumir la gestión de la crisis de las escuchas, que amenaza con hundir la reputación de su imperio.

Además de la caída de las acciones en Bolsa y la pérdida de publicidad, el escándalo por los pinchazos telefónicos realizados en el periódico puede perjudicar la proyectada oferta de compra de News Corp por la totalidad de la cadena de televisión de pago BSkyB, de la que el grupo de Murdoch ya posee el 39 por ciento.

El portavoz de cultura laborista, Ivan Lewis, pidió al primer ministro, David Cameron, que acelere la puesta en marcha de las dos investigaciones anunciadas sobre el caso de las escuchas, que deben examinar, respectivamente, posibles ilegalidades cometidas en el "News of the world" y otros rotativos del país y evaluar los estándares éticos de la prensa británica.

Hoy se ha sabido que algunas víctimas de los pinchazos, como el actor Hugh Grant y los familiares de la niña asesinada Milly Dowler, se reunirán la semana próxima con el viceprimer ministro británico, el liberaldemócrata Nick Clegg, para exponerle lo que les gustaría sacar de esas pesquisas.

Varios periodistas del "News of the world" han sido detenidos por su vinculación con la práctica de pinchar teléfonos para obtener exclusivas.

EFE