Cerca de 2 mil menores inmigrantes han sido separados de sus familias en la frontera con México en tan solo seis semanas.
Cerca de 2 mil menores inmigrantes han sido separados de sus familias en la frontera con México en tan solo seis semanas. | Fuente: Getty Images

México afirmó este martes que respeta el derecho de cada país a definir su propia política migratoria, pero que no se puede criminalizar a los inmigrantes y menos aceptar la estrategia de separar de sus hijos a los padres que han entrado a un país de forma irregular.

"Todos los Estados debemos respetar los derechos humanos y la dignidad de las personas, incluidos los migrantes", dijo una representante de la delegación de México en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU que se reúne en Ginebra.

"No podemos aceptar que se criminalice la migración, un fenómeno natural que ha estado presente a lo largo de la historia de la humanidad, o la ayuda que se otorga a los inmigrantes y sus familias", agregó la diplomática. Además indicó que México considera inaceptables las políticas que permiten la separación de los niños de sus padres migrantes, en referencia a la práctica de Estados Unidos en su frontera común.

Medidas migratorias

Según datos oficiales, cerca de 2 mil menores inmigrantes han sido separados de sus familias en la frontera con México en tan solo seis semanas por la aplicación de la política de "tolerancia cero" del Gobierno estadounidense.

México señaló que esas acciones "no se ajustan a los estándares de derechos humanos ni respetan el principio del interés superior del niño, por lo que deben ser abandonadas".

EFE

Sepa más: