Foto: EFE
El Ministerio de Defensa Nacional descartó cualquier tipo de relación entre los recientes ataques informáticos que recibió Google y el Gobierno chino, según informó hoy la agencia oficial Xinhua.

Huang Xueping, portavoz del Ministerio de Defensa Nacional, aseguró que las acusaciones de que los ataques fueron dirigidos por Pekín no tienen ningún tipo de fundamento.

"El hecho de relacionar los ciberataques por parte de "hackers" con el Gobierno chino y el Ejército es a la vez irresponsable y calculado para conseguir fines ocultos", declaró Huang.

El diario estadounidense "The New York Times" aseguró esta semana, citando a fuentes no identificadas pero cercanas al caso, que los especialistas que están investigando los ataques sufridos por Google y por decenas de empresas estadounidenses el año pasado les llevaron hasta ordenadores de la universidad china de Jiaotong, en Shanghái (este), y de una escuela del noreste chino.

El diario admitió que podría ser una pista falsa, pero indicó que los investigadores tienen indicios fiables que sugieren que los sofisticados ataques informáticos pudieron haber salido de Jiaotong y de la escuela de formación profesional Lanxiang, en la provincia de Shandong (este), a la que atribuyó "lazos con el ejército chino".

Las dos escuelas negaron tener algún tipo de relación con las fuerzas armadas chinas.

El portavoz chino de Defensa recordó que la postura de Pekín se ha mantenido siempre firme en contra de los ataques informáticos, con leyes que persiguen estos delitos.

"La red de información de China, especialmente la parte militar, ha sido siempre una víctima de los ataques piratas desde el extranjero", añadió.

Google amenazó en enero con abandonar sus negocios en idioma chino después de haber sido objeto de ataques de piratas informáticos y de la censura del país, una de las más sofisticadas del mundo y ante la que las multinacionales del sector se han tenido que doblegar para acceder a un mercado de 384 millones de usuarios. EFE