Obama en la COP21: "Tenemos el poder de cambiar el futuro aquí y ahora"

"EEUU no solo reconoce su papel en la creación de este problema, sino que asume su responsabilidad de hacer algo", dijo Obama en la cumbre de París.
EE.UU. es en la actualidad el segundo emisor del planeta de gases de efecto invernadero, reconoció Obama | Fuente: EFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró este lunes que el mundo se encuentra ante "un punto de inflexión", que supone "el momento en el que decidimos firmemente salvar nuestro planeta", en su discurso ante la cumbre del clima (COP21).

En tal sentido instó a los negociadores de la COP21 a actuar "ahora", antes de que sea demasiado tarde.

"Tenemos el poder de cambiar el futuro aquí y ahora, pero solo si nos ponemos a la altura del acontecimiento", advirtió Obama ante los representantes de 195 países reunidos en París.

Obama, indicó que EE.UU., la primera economía mundial y segundo emisor de gases de efecto invernadero, reconoce su papel en el calentamiento global y asume "su responsabilidad de hacer algo" contra ello.

Convencido de que "el cambio climático puede definir los contornos de este siglo", el presidente estadounidense dijo que el planeta se encuentra "en un punto de inflexión", como lo demuestra que 14 de los 15 años más cálidos se han registrado entre 2000 y 2015.

"Ninguna nación, rica o pobre, grande o pequeña, es inmune a lo que eso significa", aseveró, al tiempo que recalcó que "somos la primera generación en ver el impacto del cambio climático y la última que puede hacer algo al respecto".

Tras alertar de que "uno de los enemigos de la COP21 es el cinismo", enfatizó que ha habido progresos en la lucha contra el calentamiento global en los últimos años, por lo que ahora el objetivo es "una estrategia a largo plazo que dé confianza al mundo".

"Por ello, consideró que si todos los países participantes en la cumbre del clima -195 más la Unión Europea- deciden "actuar ahora, no será demasiado tarde para la próxima generación", y finalizó su intervención con un llamamiento: "Pongámonos a trabajar". EFE