El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo sentir "vergüenza" por estar participando en la V Cumbre de las Américas que se celebra en la capital de Trinidad y Tobago sin la presencia de Cuba y de Puerto Rico.


Ortega, que representó en la inauguración a los países centroamericanos, lamentó la ausencia de Cuba "cuyo delito es luchar por la soberanía de los pueblos y prestar solidaridad sin condiciones, y por eso se le sanciona, se le castiga y se le excluye".

Agregó que el otro gran ausente "es el hermano pueblo de Puerto Rico (estado asociado a Estados Unidos), que está sometido a las políticas colonialistas", según Ortega.

"No me siento cómodo en esta cumbre, siento vergüenza de estar participando en esta cumbre, (que) me niego a llamarla cumbre de las Américas", agregó en un largo discurso de 51 minutos de duración.

Ortega destacó que antes de comenzar la inauguración de la cumbre tuvo oportunidad de estrechar la mano al presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

"Me respondió en español y yo le dije palabritas en inglés. Es el cuarto (presidente de Estados Unidos) con el que me encuentro", añadió Ortega después de recordar que también se había reunido en el pasado con los presidentes Jimmy Carter, Ronald Reagan y George Bush (padre).

Ortega recordó que, tal como le señaló recientemente el presidente de Cuba, Raúl Castro, Obama sólo tenía meses y medio de nacido cuando se produjo la victoria cubana contra Estados Unidos en Playa Girón en 1961.

Con esas palabras le eximió de responsabilidad por aquellos hechos, pero le recordó que las cosas no están resueltas con la isla caribeña.

EFE