Foto: EFE
El presidente electo de Chile, el derechista Sebastián Piñera prometió "derribar muros que nos dividen y construir puentes de encuentro", en su primer discurso público ante unos 30.000 adherentes reunidos en las afueras de su comando de campaña.

"Haremos un gobierno de unidad nacional, vamos a derribar los muros que nos dividen y construir puentes de encuentro", señaló Piñera, en un escenario montado en la céntrica Alameda Bernando O"Higgins, donde lo acompañó su esposa Cecilia Morel y sus cuatro hijos.

"Haremos un gobierno con los mejores, los más preparados, los más honestos y los con mayor vocación de servicio público", agregó el candidato, tras ganar las elecciones que le dieron el primer triunfo electoral a la derecha en Chile desde 1958.

Piñera derrotó en las urnas al ex presidente Eduardo Frei, representante de la Concertación, la coalición de partidos de centro izquierda que gobierna desde 1990, tras el fin de la dictadura de Augusto Pinochet.

El empresario dijo su gobierno -que se inicia el próximo 11 de marzo- reestablecerá la cultura de "hacer bien las cosas", y prometió ponerle urgencia a resolver los problemas de los más pobres.

"No tenemos un minuto que perder.  Por eso nos hemos preparado durante años.  Por eso necesitamos un Estado fuerte y eficiente, con mucho músculo y poca grasa, que ayude a los más necesitados y a la clase media y simultáneamente promueva la innovación y el emprendimiento de los ciudadanos", agregó.

AFP