Plaza Sésamo enseña a ahorrar a los niños

Coloridos personajes quieren ayudar a que los niños tomen conciencia del valor del dinero, enseñarles a contener el impulso de gastar cuando se tiene, especialmente en época de crisis.

 

Elmo, el monstruo de las galletas y otros personajes de Plaza Sésamo enseñarán a ahorrar a los niños con la campaña bilingüe "For me, for you, for later"/"Para mí, para tí, para luego", que ha presentado la productora estadounidense. 

Esta nueva campaña quiere ayudar a que los niños tomen conciencia del valor del dinero, enseñarles a contener el impulso de gastar cuando se tiene y explicarles la importancia de ahorrar. 

"Cada vez que sus niños pequeños le ven gastar dinero o usar el cajero automático, empiezan a comprender lo que es el dinero", indica la productora que ha contado en este proyecto con la colaboración de la compañía de servicios financieros PNC. 

PNC, a través de su fundación, ha donado 12 millones de dólares para financiar esta campaña centrada en niños de preescolar, padres y profesores para fomentar la administración del dinero de manera inteligente. 

"La lenta recuperación económica ha reforzado la importancia de que todas las familias vivan dentro de sus posibilidades", aseguró la compañía financiera en un comunicado. 

Para ello han creado una serie de capítulos, que se pueden ver en la página web www.sesamestreet/save disponibles en inglés y en español, en los que los que muestran cómo si guardan algo de dinero cuando tienen, pueden gastarlo en el futuro y emplearlo para comprar cosas incluso mejores de lo que habían pensado. 

También hay actividades destinadas a padres y educadores para que enseñen a los niños a distinguir las cosas que tienen valor de las que no, con el objetivo de que puedan tomar sus propias decisiones financieras en el futuro de manera responsable. 

Uno de los lemas de la campaña es "aprender a gastar, compartir y ahorrar" y proponen un sistema de tres botes en los que los niños pueden ir distribuyendo su dinero para estos tres fines.

Asimismo les enseñan que el dinero se obtiene con esfuerzo, trabajando. "Es importante trabajar, si trabajas te pagarán", explican a Elmo cuando pregunta cómo se consigue el dinero para poder comprar una pelota. 

El pequeño personaje se propone "ahorrar sin parar", ayuda en las tareas de casa y recicla botes de cristal para ir consiguiendo dólar a dólar su objetivo. 

EFE