Al menos veinte personas han muerto hoy en una localidad del sur de Siria por disparos de la policía al dispersar una manifestación, según informó la cadena catarí de televisión Al Yazira.

La cadena, citando varios testigos, dijo que las víctimas se produjeron en la localidad de Sanamein. Al Yazira también informó de la muerte de otro manifestante en la ciudad sureña de Deraa, cerca de la frontera con Jordania.

Al Yazira, sin embargo, reconoció que no ha podido verificar independientemente este número de víctimas.

Deraa, a unos 100 kilómetros al sur de Damasco, fue escenario hoy de una manifestación pacífica en la que participaron miles de personas y en la que se rindió homenaje a los activistas de la oposición fallecidos en esa ciudad en los últimos días.

Decenas de personas han muerto en Deraa en los últimos siete días, especialmente el miércoles pasado, por choques entre manifestantes de la oposición y fuerzas policiales.

La protesta de hoy se desarrollaba pacíficamente hasta que a media tarde varias personas intentaron derribar una estatua del presidente Hafez al Asad, padre del actual gobernante, Bashar al Asad, lo que motivó un enfrentamiento con fuerzas de seguridad.

Se desconocen aún las razones que motivaron la represión sangrienta en la localidad de Sanamein, situada a mitad de camino entre Deraa y Damasco.

También ha habido protestas en otras ciudades de Siria, incluida Damasco, pero no se tienen noticias sobre la posibilidad de que en esas manifestaciones haya habido víctimas. EFE